El canto del esclavo

El músico Jorge Emilio Fadul presenta este jueves su proyecto de ópera inspirado en la historia de Benkos Biohó, líder de la emancipación del primer territorio libre de América.

Cartagena usará hoy el traje empolvado para la ópera. La historia será la de Benkos Biohó, el primer esclavo en no hallar natural, en ninguna forma, la esclavitud y tomar cartas en el asunto. El espíritu libre que peleó por el primer palenque emancipado de Colombia. La figura que posiblemente pudo haber inspirado el casi himno Rebelión del Joe Arroyo. La ópera es un género que encaja perfectamente con la tragedia del episodio esclavista. La música y los personajes encontrarán su voz, pues así fue la historia de Biohó, íntimamente ligada a la música y a sus ancestros africanos. Una herencia que todos sus descendientes conservan, con justo honor a la libertad.

Este proyecto, liderado por el músico Jorge Emilio Fadul, llevaba diez años cocinándose. Finalmente logrará salir hoy como parte de la celebración del Bicentenario de Independencia, con el apoyo de la Alcaldía de Cartagena y el Instituto de Patrimonio de Cultura. El montaje se hizo en La Habana, junto a la compañía cubana Ópera de la Calle, dirigida por Ulises Aquino, y la orquesta que la acompaña está compuesta, por supuesto, por músicos colombianos. La ópera quiere sonar a Guinea, lugar de nacimiento de Benkos Biohó, a jazz y al Caribe; una mezcla entre canto lírico y popular, este último representado en cantos de la herencia africana, como el yoruba, y del Palenque de San Basilio, como el lumbalú y el bullerengue. En ella están involucradas más de 160 personas, entre creativos y artistas.

“Benkos Biohó fue un esclavo africano que llegó a Cartagena en 1599. Luego de ser vendido en una subasta fue llevado a una plantación y más adelante organizó la rebelión que finalizó con la fundación del primer territorio libre de América, que es el Palenque de la Matuna, a 20 leguas de Cartagena, que hoy son predios del departamento de Sucre y se llaman San Antonio La Valsé. Ahí se estableció el primer territorio libre de América aprobado por la Corona española”, cuenta Fadul. Este percusionista sincelejano siempre estuvo interesado en la herencia africana, el lenguaje del tambor, y consideró que la historia del esclavo era magnífica, además porque es precisamente de Guinea de donde sale nuestra rítmica.

Son muy pocos los antecedentes que se tienen, por lo menos en el Caribe, en cuanto a la composición de ópera. En 1961 se presentó Los hampones, escrita por Jorge Gaitán y con música de Luis Antonio Escobar, pero que sólo incluyó percusión. En este caso se involucran voces y una gran orquesta; canto lírico y baile. “Es un pedazo desconocido de la historia. Y es increíble que un personaje que fue inspiración de líderes como Martin Luther King, Nelson Mandela, Patricio Lumumba, y de muchos otros líderes negros no se conozca aquí en Colombia”, afirma Fadul.

Ulises Aquino, el director cubano, quien es además cantante barítono y está encargado de la puesta en escena de la ópera, explica lo que ha tenido en mente para recrear la historia de este líder de los esclavos. “Estamos llevando a Biohó a escena como si fuera la última película de Hollywood. Que cuente de una manera dinámica lo que pasó, sin caer en el aburrimiento. Nosotros apenas estamos trazando las pautas para que la gente se interese en leer la historia”.

De Cuba vinieron 44 personas, entre el equipo artístico y el equipo técnico. Se invirtieron un poco más de 500 millones de pesos para montarla y se espera que luego se pueda lanzar un disco para dar a conocer la música. Esta presentación entra en armonía con la celebración del año de la afrocolombianidad.

Ópera sobre Benkos Biohó. Jueves 27 de octubre, 8 p.m. Teatro Adolfo Mejía de Cartagena.

Temas relacionados

 

últimas noticias

El otro niño Jesús

El arte del Caribe en cuestión

Cuento de día de velitas