El conflicto armado en clave de rock