El Consejo de Economía Naranja aprobó cupo fiscal para el sector cultural para el 2021

Noticias destacadas de Cultura

Durante el octavo Consejo Nacional de Economía Naranja, se aprobó un cupo fiscal de $517.000 millones para impulsar proyectos del sector cultural y creativo en el 2021. Se espera que estos recursos generen inversiones por más de $1.4 billones para los sectores de la economía naranja. Por su parte, hay sectores sociales que llevan tiempo solicitándole al Gobierno ejecutar estrategias de la mano con los artistas.

Con la aprobación de un cupo fiscal de $517.000 millones para el sector cultural y creativo en el 2021, el Consejo Nacional de Economía Naranja busca incentivar la consolidación de proyectos que ayuden a recuperar empleos en el sector, así como ayuden a fomentar la realización audiovisual en el país.

Le sugerimos leer Color y luz: una manera de revitalizar el territorio

Según Felipe Buitrago, viceministro de Creatividad y Economía Naranja, “el gran reto para el 2021 es generar empleos y nuevas oportunidades para los artistas, creadores, gestores y emprendedores del país. Nuestra meta es recuperar alrededor de 100.000 empleos para el sector cultural y creativo”.

El funcionario, con respecto a la industria audiovisual, dijo que esta será uno de los ejes centrales en el 2021, pues se espera una inversión de $282.900 millones, a través de 17 proyectos de largometrajes, series y realities que se realizarán en Colombia. Según él, las casas de producción de Estados Unidos y Europa, así como los productores independientes en Latinoamérica y Asia, están interesados en venir a rodar a Colombia.

Sin embargo, cabe recordar que los gestores culturales han pedido que se desarticule la economía naranja de la cultura, así como han llamado la atención sobre la necesidad de incrementar el presupuesto a favor de la producción nacional y de la protección de los artistas.

En la audiencia pública La Cultura en tiempos de pandemia, que se llevó a cabo en septiembre de este año con la intención de hablar sobre el manejo de la crisis del sector cultural y artístico del país, Patricia Ariza afirmó: “Entendemos que el Estado debe trabajar con las industrias culturales y no estamos en contra de eso, pero en un país con riqueza y diversidad cultural, el país de María Mercedes Carranza, García Márquez, Santiago García, la cultura no puede reducirse a la economía naranja y el Ministerio no puede convertirse en el respaldo de la industria del entretenimiento. La cultura es más que eso”.

La representante Ángela María Robledo también ha llamado reiteradamente la atención sobre la necesidad de que el Gobierno tenga en cuenta el Plan de salvamento del sector de las artes, la cultura y su cadena de valor. Este documento, elaborado por varias organizaciones culturales, sugiere medidas para la reactivación del sector: aumentar la bolsa de estímulos y becas, la formulación de planes de desarrollo locales con lineamientos y recursos para la cultura, construir procesos de fundraising y crowdfunding para los actores del sector, fortalecer los procesos de asociatividad, concertar tarifas mínimas por servicios de acuerdo a los oficios, trabajar para la profesionalización de los gestores, y conseguir inversión nacional e internacional.

Si le interesa leer más de Cultura, le sugerimos: Beethoven: el maestro de la dificultad

Por su parte, María José Pizarro hizo énfasis en el riesgo que hay en que los pocos recursos que existen para la cultura se desvíen y favorezcan a empresas cuyo fin último no es la función social de la cultura. A través de su cuenta en Twitter, la representante afirmó que “la economía naranja, actualmente, llega como un modelo de negocio que restringe la producción artística y cultural, y la reemplaza por contenidos fáciles de alienación cultural”.

Comparte en redes: