El flamenco de Dios y del vino

El cantaor Manuel Moreno, 'El Pele', y el pianista David Peña Dorantes protagonizan en Colombia el espectáculo 'Dos cabezas… pa un sombrero'.

‘El Pele’ es un custodio del flamenco. En estos tiempos en los que la industria domina el espectro sonoro del mundo con sus ceros a la derecha, ya existe una numerosa legión de músicos intentando desdibujar el estilo gaditano, y por eso el cantaor Manuel Moreno, mejor conocido como ‘El Pele’, quiere llevarles la contraria. La mejor forma que ha encontrado de ir a contracorriente ha sido tratando de conservar genuino lo que hasta hace algunos años estaba arropado por la mística y la pureza. A este estilo desvirtuado, el artista le aplica nuevamente el color de los ancestros y el tono de la tradición.


No va en contra de las aproximaciones que ha tenido al flamenco con manifestaciones de corte más universal como el jazz, el rock y el hip hop, siempre y cuando se hagan fusiones con respeto, no se engañe a la gente, ni se hagan ‘confusiones’ exitosas para el mercado pero mercenarias para los oídos de los melómanos que quieren ir un poco más allá de lo que transmiten las radio estaciones.


“En este momento le están llamando flamenco a lo que no es y dudo mucho que llegue, incluso, a denominarse como ‘flamenquito’. Esos artistas deberían ganarse la vida de otra forma y dejar nuestro ancestro quieto, porque hay otras maneras de ganarse la vida”, comenta ‘El Pele’, uno de los directos responsables de la aparición de Vicente Amigo en la escena musical.


Fue precisamente el cantaor quien le dio las primeras lecciones al guitarrista y le suministró información básica acerca de los palos flamencos, porque Amigo en ese entonces tenía tan solo once años. “Recuerdo que yo empecé a moverlo por este mundo de Dios y vino, y creo que valió la pena haberle enseñado lo poco que yo sabía. En la actualidad, él es uno de los músicos más importantes del flamenco y todavía casi todas las semanas sacamos tiempo para tomar un café juntos”, dice entre risas Manuel Moreno.


Además de las complicidades con Vicente Amigo, ‘El Pele’ ha tenido participaciones importantes con otros artistas. La semana pasada terminó de grabar una canción a dúo con Joan Manuel Serrat, en un homenaje que se le hará al catalán. En este registro cantó Aquellas pequeñas cosas y recordó la vez en que fue convocado para interpretar La saeta, de Miguel Hernández.


“A lo que nosotros le decimos saeta no tiene nada que ver con la del poeta Hernández, pero ha sido un trabajo bastante bonito en el que nos hace recordar que Cristo anduvo sobre la mar y entonces dice: ‘Yo no puedo cantar, ni quiero, a ese Cristo del madero sino al que anduvo en la mar’. Le está cantando a un Cristo vivo y eso es hermoso”, asegura ‘El Pele’, quien considera que sus discos más consentidos son Poetas de esquinas blandas (1992) y Puro y jondo, en el que se enfrentó por primera vez a la tecnología audiovisual, aunque no olvida uno de los más recientes, Ocho guitarras y un piano, en el que pone a conversar las cuerdas con las teclas. “Hice ese disco porque quería ser testigo del carácter complementario de estos instrumentos”, dice.


Y para continuar con su exploración en el flamenco con piano, en Colombia ‘El Pele’ se presentará al lado de David Peña Dorantes en un espectáculo llamado Dos cabezas… pa un sombrero. En este recital tan particular los artistas prometieron ejecutar algunos clásicos de la escena del flamenco para complacer a aquellos que hasta ahora se aproximan al estilo, pero también interpretarán piezas de gusto exclusivo para los grandes conocedores. En todo caso, harán música sin la influencia de ‘el duende’.


“Para mí lo que los demás llaman ‘el duende’, no existe. Eso es simplemente el estado anímico del cantaor. Si yo tengo a un familiar enfermo, no aparecerá por ningún lado porque estaré por el suelo. En cambio, si yo salgo de mi casa y una gitana me da tres besos y pues ‘la olla está hirviendo’, como decimos en España, estaré por las nubes y ahí el duende estará por todas partes”, explica Manuel Moreno, ‘El Pele’, quien se siente cómodo en todos los palos del estilo gaditano y cree que cada uno tiene su momento, como la vida, que se compone de instantes y no siempre se está para recibir todo. Pensando en esto, el cantaor ha diseñado varios proyectos musicales que se conocerán el próximo año. Por un lado, participará en el nuevo disco de Joan Manuel Serrat; estará al comando de una nueva grabación al lado de Vicente Amigo y muchos propósitos para seguir siendo un custodio del flamenco.


Viernes 7 y sábado 8 de octubre, 8 p.m. Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, calle 170 Nº. 67-51. Informes y boletería: 593 6300 y www.tuboleta.com.


Temporada para hacer palmas


Viernes 7 y sábado 8 de octubre, 8 p.m. ‘Dos cabezas… pa un sombrero’. El cantaor Manuel Moreno, ‘El Pele’, y el pianista David Peña Dorantes se unen para presentar lo mejor del flamenco.


Viernes 14 y sábado 15 de octubre, 8:00 p.m., y domingo 16 de octubre, 11:00 a.m. ‘Cádiz por alegrías’. El grupo de flamenco Madera Vieja trae desde España una muestra de lo más actual del flamenco de Andalucía, hecho por gaditanos de viejas raíces flamencas.


Sábado 22 de octubre, 8 p.m. Domingo 23 de octubre, 5 p.m. ‘Farruco’, Antonio Fernández Montoya, es miembro de una de las dinastías de bailaores de flamenco más importantes de España.


Informes y boletería: 593 6300 y www.tuboleta.com.

últimas noticias

Etiopía: la tierra que nadie pudo colonizar

Cuento: Volví a desempolvar mi camiseta

La leyenda del Da Vinci criollo