“El futuro de Arcadia es incierto”, dice la exeditora general de la revista

Noticias destacadas de Cultura

Sara Malagón, quien llevaba tres años trabajando en la publicación, dice que tres de las cuatro personas que conformaban el equipo, fueron despedidas este martes. "La empresa tomó una decisión que a mí me parece muy agresiva con sus trabajadores en tiempos de Coronavirus", dice.

En redes sociales están diciendo que la Revista Arcadia se acaba. ¿Es cierto?

Lo que vaya a pasar con Arcadia, a partir de este momento, es incierto. No se sabe muy bien qué vayan a decidir sus directivas.

Esta mañana hubo dos reuniones a las 8:30. Al director de la revista, Camilo Jiménez Santofimio, lo citó la gerente de Publicaciones Semana, Sandra Suárez, y a mí me citó el director de la Revista Semana y del estudio de contenidos al que pertenece Arcadia, Alejandro Santos.

Lo que me dijo Alejandro es que la empresa había tomado la decisión de suspender temporalmente algunos proyectos, entre ellos Arcadia.

Lea también: Las portadas de El Gráfico que quedaron en la historia

No va a salir la edición que estaba programada para esta semana, tampoco la de abril, que era la edición que acompañaría la Feria del Libro de Bogotá que se canceló (por coronavirus) y una de las más importantes del año.

¿Cómo quedó el tema con ustedes en términos contractuales?

Esta decisión no se tradujo en un acuerdo de suspensión de contrato temporal, sino en una terminación laboral del contrato a término indefinido con indemnización. Tres de las cuatro personas que integrábamos el equipo salimos con ese tipo de terminación de contrato. El director, la coordinadora de proyectos, que es Andrea Mejía, y yo.

En la empresa aún continúa Felipe Sánchez, que es el editor digital, pero seguramente a él lo van a mover a otro equipo de Publicaciones Semana.

¿Por qué se suspende "momentáneamente" la publicación? ¿Qué dijo Alejandro Santos de eso?

El motivo es la crisis económica que están enfrentando las empresas por el coronavirus. Hubo una caída de pauta y proyectos editoriales considerable. 

¿La cancelación de la Filbo motiva esta determinación?

La semana pasada hubo una caída de pauta repentina y se redujo considerablemente el apoyo que le llegaba a la revista impresa. Por otro lado, con motivo del cumpleaños número 15 de Arcadia, íbamos a tener una serie de celebraciones en región. Era un proyecto con el Banco de la República que todavía está en veremos.

Era un proyecto de podcast itinerante que se llama Radio Arcadia que iba a circular por varias ferias del libro regionales. La primera iba a ser este viernes en Quibdó.

Con la Filbo no solo se cayó esta edición sino también Carpa Arcadia, que es un espacio que existe hace unos años, en el que tenemos un escenario que montamos con la ayuda de aliados, en donde se hablaban temas que le interesan a Arcadia, que cada vez se habían vuelto no solo culturales sino de la intercepción entre lo cultural y lo político. Todo eso se cayó con el aplazamiento de la Feria del Libro.

También teníamos una revista planeada por los 250 años de Beethoven. Esa revista se publicaría en mayo, pero quedó cancelada.

¿Cómo funcionaba la redacción de Arcadia?

Estaba conformada por un equipo de cuatro personas. Un director (Camilo Jiménez Santofimio), la editora general, que era yo, un editor digital y una coordinadora de proyectos. Funcionaba con colaboraciones externas de un pool de plumas muy extenso y variado. Un trabajo basado en la colaboración FreeLancer, o de gente que trabaja en el sector, pero no necesariamente en periodismo.

Escribían curadores, críticos, literatos, profesores, filósofos. Todo tipo de expertos en sus campos, relacionados con el sector cultural.

Comparte en redes: