El futuro del piano clásico

El Tercer Concurso Nacional e Internacional de Piano José Jacinto Cuevas, que se realizó en Mérida, Yucatán, el fin de semana pasado, fue dominado por un colombiano de 21 años.

Wilson Esteban Labrador estudia piano desde los nueve años. Actualmente cursa noveno semestre de música en la Universidad de los Andes.  / Archivo particular
Wilson Esteban Labrador estudia piano desde los nueve años. Actualmente cursa noveno semestre de música en la Universidad de los Andes. / Archivo particular

El colombiano Wilson Esteban Labrador López acaba de hacer tres conquistas en México. Obtuvo el primer lugar en el Concurso Nacional e Internacional de Piano José Jacinto Cuevas, que este fin de semana celebró su tercera edición; logró el mayor puntaje unánime conseguido por un participante, y, como si fuera poco, se quedó con el favoritismo del público, que vio en el joven músico de 21 años todo el potencial para interpretar a los grandes compositores clásicos, pero también el vigor para hacer frente a los autores más destacados de la época moderna.

Wilson Esteban Labrador, nacido en Bogotá en 1992, comenzó su formación artística con los maestros Sandra Ponce y Camilo Andrés Niño cuando tenía nueve años. Un lustro después su nombre empezó a escucharse en los círculos musicales de la capital porque participó y ganó su primer reconocimiento como solista en la categoría Júnior durante el V Festival Regional de Talentos, organizado por SaludCoop en 2004.

Con el impulso de este galardón temprano, Labrador dejó de ser exclusivamente intérprete de piano y se aventuró en la composición de pequeñas piezas para su instrumento, labor que perfeccionó durante sus semestres de estudio en la Escuela de Música de la Fundación Universitaria Juan N. Corpas, donde contó con la permanente asesoría del maestro Jorge Zorro.

En la actualidad, el pianista colombiano cursa noveno semestre de la carrera de música con énfasis en piano, en la Universidad de los Andes, bajo la coordinación del maestro Antonio Carbonell. Su preparación ha sido tan exitosa que ya se ha presentado como solista en la sala Otto de Greiff de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y en las salas Ernesto Martín y Mario Laserna de la Universidad de los Andes.

Hace unos meses Wilson Esteban Labrador resultó ganador en la Serie de los Jóvenes Intérpretes de 2012, iniciativa organizada por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, que le dio la oportunidad de presentarse en su sala de conciertos con un repertorio tan selecto como variado con el que demostró sus habilidades y destrezas al piano.

Ese recital en su país fue la antesala de su presentación el pasado fin de semana en el Tercer Concurso Nacional e Internacional de Piano José Jacinto Cuevas, cuyo escenario principal fue el teatro José Peón Contreras, en Mérida (Yucatán). Sobre su tarima, Labrador, acompañado por la Orquesta Sinfónica de Yucatán, bajo la dirección del maestro Román Revueltas, interpretó el Concierto para piano Nº 3 Op. 26, del compositor ruso Serguéi Prokófiev (1891 - 1953).

El segundo lugar en el evento fue para el local Rolando Valdés Pinal, quien ejecutó el Concierto para piano Nº 1, Op. 11 de Frédéric Chopin (1810 - 1849), mientras que el tercer puesto fue para el cubano Darío Antonio Martín García con el Concierto para piano, Op. 54, de Robert Schumann (1810 - 1856).