En un Río de Libros

El hijo de dos patrias (texto ganador del concurso Cuéntanos Tu Cuento)

Un cuento que habla del drama que vivió una familia venezolana que llegó a Colombia huyendo de lo que sucedió en Venezuela tras la llegada de Nicolás Maudro al poder.

Jeinerson David Mendoza, de la I.E. Santa María.es el ganador del segundo concurso “Cuéntanos Tu Cuento” de la ciudad de Montería. Este año se recibieron 1.123 historias.Cortesía

Había una vez un niño muy feliz que tenía doce años y era el mayor de sus hermanos. Este chico vivía con su madre llamada María y su abuela llamada Rosa en Carcas, Venezuela. Su abuela era muy querida, pero estaba grave de salud, ya que sufría de la presión. Jeinerson se encargaba de cuidarla, ya que su mamá trabajaba mucho como policía, en un horario súper agotador, que hacía que llegara tarde a la casa.

Jeinerson era un excelente niño en el colegio, puesto que sacaba buenas notas, sin embargo, él nunca tuvo acompañamiento por ser muy tímido y tener muchos problemas. Para poder hacer las tareas tenía que ir donde los vecinos, sus profesores se asombraban del desempeño que este niño tenía y sus compañeros lo querían mucho, tanto así que todos lo buscaban para que fuera parte de sus grupos.

Algunas quincenas salía con sus tíos y primos para la plaza, otras veces iba a playa con su madre, sin embargo un día el niño estaba sentado en la sala de su casa cuando de repente llega la noticia de que el presidente Hugo Rafael Chávez Frías sufría una enfermedad terminal, por tal razón habría elecciones, sin embargo Chávez recomendó a Nicolás Maduro como la mejor elección, el cual más tarde sería proclamado como presidente de Venezuela.

María muy triste y preocupada porque ya todo iba a cambiar, salió a comprar un medicamento y le dieron una acetaminofén en la droguería y llegó a la casa diciendo que se debían ir del país, por tal razón el treinta de octubre, llorando y con el corazón en la mano, María después de ser policía partió de su tierra con su hijo y llegó  a Colombia en la ciudad de Cartagena, donde para luchar por la comida y sus estudios, vendía café  y empanadas; cansada de caminar le dijo a Jeinerson:- nos iremos a otra ciudad, pero el niño pregunto:- ¿A dónde? Ella le contesto:- a la ciudad de Montería, allá vive mi madre y duraremos un tiempo, mientras nos organizamos.

Recién llegados a la ciudad,  María tomó un taxi, pero cuando ya se aproximaba a su destino, un hombre apareció y se llevó al niño, este le exigía a la madre que le trajera muchas cosas valiosas, de no ser así el niño moriría. María se dirigió rápidamente hacia a la casa donde se encontraba su madre a contarle lo sucedido, pero esta al enterarse de lo sucedido le dio un paro cardíaco, por lo cual la madre tuvo que salir corriendo a un centro de salud.

Mientras, Jeinerson sufría mucho con el delincuente que lo había raptado, pues este no le daba comida, hubo un momento donde el niño se desmayó, pero al despertar se encontró rodeado de muchos policías y preguntó sobre lo que había pasado. Un oficial le explicó que una señora de buen corazón, que vivía cerca de la bodega donde el niño estaba retenido, había observado todo y decidió llamar a las autoridades, por eso la policía había llegado. Jeinerson se sintió muy feliz y le dio al agente todos los datos de su madre. A la media hora,  María, la madre de Jeinerson, se encontraba en el lugar llena de felicidad esperando a su hijo. María estrechó sus brazos y apretó muy fuerte a Jeinerson y lo dijo que nunca más lo iría a soltar. A pocas horas estaban felices compartiendo en casa de la madre de María.

Meses después, María se acercó a una Institución educativa, cerca al barrio Santa fe, donde ellos vivían, a buscar un cupo para su niño, que tanto le gustaban los estudios. Así que, la Institución Santa María le abrió las puertas en el grado quinto uno, donde Jeinerson hizo muchos amigos y se sintió muy feliz.

Hoy en día, ama a Montería, como a su segunda madre, porque lo aceptó, le abrió sus puertas y le dio la oportunidad de comenzar de nuevo, pero pide a Dios que algún día la situación en su país mejore  para poder llegar a su natal Venezuela, a la tierra que lo vio nacer y crecer. Por eso,  su corazón está partido, la mitad le corresponde a Venezuela y la otra mitad a su amada Colombia, de ahí que lo llamen el hijo de las dos patrias.

**

La premiación se realizó en el marco de "Un Río de Libros", IV Feria de la lectura de Montería, evento que se inició el pasado martes 15 de octubre y finaliza el próximo domingo 20. 

“Esta es la Montería que estamos construyendo, llena de niños y jóvenes soñadores, quiero que nuestra ciudad sea una fábrica de sueños, con una nueva generación que se atreva a seguir pensando en grande”, dijo el alcalde de Montería, Marcos Daniel Pineda. 

886720

2019-10-18T19:07:34-05:00

article

2019-10-18T19:07:34-05:00

jcasanas_259089

none

Jeinerson David Mendoza - Ganador concurso de cuento en la categoría de 11 a 18 años.

Cultura

El hijo de dos patrias (texto ganador del concurso Cuéntanos Tu Cuento)

72

4664

4736

 

Consagración y condena de Truman Capote

contenido-exclusivo

El canto de Rubén Blades a la Maestra Vida