El imaginante, muestra de Diego Mazuera en el Mambo

Dibujo, ‘collage’, grabado en aguafuerte y litografía, fotografía, pintura y video.

Cortesía
La primera exposición del año en el Museo de Arte Moderno de Bogotá (Mambo) atraviesa transversalmente la producción artística de Diego Mazuera, desde sus primeros trabajos en la década de los 70 hasta la actualidad.
 
En algunas obras se hace alusión al universo exterior y a los misterios de la naturaleza, conjugando arte y ciencia, y en otras se sugieren temas políticos y sobre el origen de América.
 
En las primeras etapas se encuentran, sobre todo, dibujos y pinturas figurativas de temáticas sociales. Luego están los puertos que evocan la niñez del artista y sus viajes. Al final hay una búsqueda del mundo mesoamericano, hasta llegar a su serie de abstracciones de nebulosas, nubes, neutrinos, supernovas, dibujos y pinturas de líneas gruesas con perspectivas dislocadas.
 
“Esta exposición transita los universos de Mazuera que indagan en su inconsciente activo. En su memoria se hallan los recuerdos de infancia. Puede activar el deseo para encontrar salidas en el laberinto de acontecimientos dolorosos producto de la violencia del país. Sus grabados denominados Colgados y caídos serán el espejo de estos sucesos. También, reafirma su obsesión por el dibujo, pues no hay un mundo sin caligrafías, gestos, palabras y trazos. Cientos de libretas, murales, dibujos en formatos diferentes son su equipaje permanente”, dice María Elvira Ardila, curadora de la exposición.
 
Diego Mazuera nació en Bogotá. Estudió bellas artes en la Universidad Jorge Tadeo Lozano y en el Conservatorio de Artes del Libro, La Massana en Barcelona, España. Ganó el primer puesto en el Salón Nacional de Artistas de Colombia en 1989. Su estilo, abstracto, indaga posibilidades espaciales.
 
Actividades del imaginante
 
Inicio a la imaginación: Taller de dibujo con Diego Mazuera
Fecha: miércoles 4 y jueves 5 de marzo
Horario: 9:00 a.m. - 12:00 m.
Lugar: Mambo (calle 24 Nº 6-00).
Inscripciones y mayor información en: [email protected]
Temas relacionados
últimas noticias

El laberinto de una generación sin nombre

Santos

Philip Roth, misógino por desvirtuación