El mago de los hilos invisibles

Los invitados al Cartagena VIII Festival Internacional de Música no sólo son de carne y hueso. Marionetas y personajes mágicos tendrán un lugar especial en el evento.

Jaime Manzur creó su fundación artística en 1958 y en la actualidad tiene más de 700 marionetas. / Fundación Salvi

 La misión de Jaime Manzur es a escala y su propósito es complementar el universo con aquellos componentes que hacen parte de su visión del entorno. Las tablas, el telón, la escena, las marionetas y los hilos con los que mueve a sus personajes desde 1958, año en el que decidió crear su fundación, están dentro de ese ámbito especial con el que intenta a veces dar respuestas, mientras que en otras oportunidades se da por bien servido cuando plantea interrogantes.

Su percepción del arte es tan completa que logra mezclar el saber del oficio del titiritero con los secretos apasionantes de las puestas en escena de una zarzuela, de una ópera o de una opereta. Manzur ilustra a las personas con seres pequeños —casi ninguno supera el metro de altura—, pero lo que les falta en estatura les sobra en habilidad para generar cultura y entretener, dos aspectos que el mundo contemporáneo ha separado y que este artista vuelve a unir con la facilidad con la que le otorga movimiento a cualquiera de sus creaciones.

Jaime Manzur es el ícono perfecto para establecer el vínculo entre la música y las fábulas, ese relato fantástico que tendrá el protagonismo durante el Cartagena VIII Festival Internacional de Música. Con piezas fabricadas minuciosamente y que son el resultado palpable de la combinación entre la investigación histórica y la artesanía en miniatura, Manzur asumirá la labor de invitar al público más pequeño del evento a acercarse a las historias, a conocer de cerca el origen de las fábulas y a disfrutar de las bondades de un mundo sin fronteras.

Más de 700 personajes de cuentos, fábulas y óperas ha creado Jaime Manzur, y ese trabajo incansable le otorgó la posibilidad de obtener una beca de la Unesco para complementar sus conocimientos en las artes escénicas especializadas en títeres, marionetas y demás instrumentos aptos para contar historias. Buena parte de su propuesta artística estará en exhibición en el Museo de Arte Moderno, al lado de la plaza de San Pedro de Cartagena, durante los días del Festival.

Las marionetas de Jaime Manzur viajarán en maletas hasta la Heroica para demostrar que la imaginación también pende de un hilo.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Lorca vuelve a ser un autor contemporáneo

Surrealismo neoestalinista

Medellín en retrospectiva