"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 1 hora

El más colombiano de los polacos

Entrevista con un compositor de talla mundial que se ancló en la capital santandereana para nunca más salir de la Ciudad Bonita. Desde allí sigue en la lucha por defender la música.

Janusz Kopytko hace parte de la Síncopa Jazz Band, que ha realizado más de 150 conciertos fuera de Colombia. / Mauricio Pinzó

Después de lo sucedido con la Cortina de Hierro, a muchos músicos polacos se les presentó la posibilidad de abrir el mapa laboral y lo lograron en América, en donde han podido desarrollar decenas de proyectos, como los grupos de jazz que ha creado Janusz Kopytko en Bucaramanga y que han logrado verdaderos éxitos dentro y fuera de las fronteras.

¿A qué edad decidió ser músico?

Siempre recuerdo la casa de mis papás llena de música. Todos los fines de semana venían chicos de mi ciudad y de sus alrededores para tomar clases de piano, acordeón o gramática musical. De pronto esto despertó en mí el interés por la música. A los cuatro años tomé mis primeras clases de piano.

Si no hubiera sido músico, ¿qué otra profesión hubiera seguido?

No me imagino en una profesión que no sea la música.

¿Por qué decidió venir a Colombia?

La década de los 80 trajo profundos cambios en los países de la Cortina de Hierro, entre ellos libertad de desplazamiento, que se traducía en la posibilidad de escoger otro país como lugar de residencia y trabajo.

Pero ¿por qué Colombia?

Los años 70 estuvieron repletos de giras artísticas, como músico de la famosa cantante polaca Ewa Demarczyk, la Orquesta Sinfónica de la Radio y Televisión Polaca, el Teatro Stu y el grupo Slowianki de la Jagiellonian University conocí todos los países de Europa y parte de África, pero quería explorar América del Sur.

¿Qué le atrajo tanto del país?

Creo que sobre todo lo exótico y también porque varios de mis compañeros de la cátedra de contrabajo de la academia de música fueron invitados a trabajar con la orquesta sinfónica de Xalapa (México). Por medio de mi maestro me enteraba de la nueva vida que llevaban. Esto abrió mi apetito por probar lo mismo, así que cuando me llegó la propuesta de vincularme laboralmente con la Universidad del Cauca en Colombia no dudé en aceptarla.

¿Cómo logró anclarse en Bucaramanga?

En el año 1984, el jefe de mi departamento de música, el señor José Tomás Illera, fue invitado para crear el Departamento de Música en la Universidad Industrial de Santander. Él fue quien propuso mi nombre como parte del cuerpo docente de esta institución.

¿Qué es lo más atractivo de la ciudad?

El verde. En aquella época (1985), Bucaramanga realmente parecía convivir con la naturaleza. El eslogan “ciudad de los parques” era una realidad. Actualmente las zonas verdes son muy pocas y están muy descuidadas por las autoridades competentes.

¿Cómo fueron sus primeros contactos con los músicos bumangueses?

Casi todos los integrantes de mis agrupaciones (Grupo Studium, Síncopa y ahora Mocca) fueron mis estudiantes de conjunto, solfeo, piano o contrabajo, con excepción del Grupo Studium, conformado con los estudiantes de diversas facultades de la UIS (medicina, trabajo social, geología, ingeniería de petróleos, idiomas y, por supuesto, música).

¿Cuándo conformó el primer grupo y por qué jazz?

Fue en 1970 en el liceo de música, pero creo que la pregunta es sobre mi época en Bucaramanga. En los años 90 empezamos a ensayar con varios de mis compañeros de trabajo. Ellos incluso se inventaron el nombre de Cola y Pola, pero el proyecto nunca despegó. A finales del año 2004 seleccioné a los mejores de mis estudiantes y formé la banda actualmente conocida como Síncopa Jazz Band.

¿Cómo han sido los logros con el grupo?

Grandes. Esa es la palabra. Más de 500 conciertos realizados en el país y en el extranjero, dos CD grabados, videos y un extenso repertorio.

¿Cuántas veces han ido a participar en encuentros musicales en Europa?

Desde el año 2009 la Síncopa Jazz Band ha realizado varias giras internacionales a Europa participando en grandes eventos de talla internacional. En total, el grupo ha dado 150 conciertos fuera de Colombia.

¿Cómo han sido los conciertos en Colombia?

Con el apoyo del Banco de la República, el grupo ha realizado varias giras por diferentes regiones de Colombia. El Eje Cafetero, la costa Caribe, incluyendo la isla de San Andrés, Bogotá, Cali y otros. Por supuesto, donde más nos presentamos es Bucaramanga y sus municipios cercanos

¿Se siente el más colombiano de los polacos?

Seguro que sí. Al fin y al cabo son 30 años de mi vida en Colombia.

¿Qué nostalgia especial siente por Polonia?

Nostalgia de tiempos de la niñez y la juventud, y del hogar. Esto siempre queda en el corazón.

¿Las hijas y los nietos lo detienen más en Colombia?

Ellas son parte mi vida, pero así como yo, van buscar su lugar en la tierra. En Polonia, en Colombia o en otro país. En la era de la globalización y la tecnología actual, el mundo es muy pequeño. Con toda seguridad, yo estaré deambulando entre mis dos patrias.