El piano que sobrevivió a las bombas en Gaza

En Gaza (Palestina) solo existe un piano de cola que quedó en muy mal estado a raíz del conflicto contra Israel. El periodista de la BBC Tim Whewell y la técnica de música Claire Bertrand viajaron a la ciudad en busca del instrumento.

Lo encontraron lleno de polvo. Las cuerdas del único piano de cola de Gaza estaban oxidadas y al tocar las teclas, el sonido era espantoso. El instrumento reposaba sobre el escenario del Teatro Nawras, al norte de la ciudad, debajo de lámparas de metal rotas y un techo despedazado por los cohetes que cayeron a pocos metros del teatro.

“Esto no es un piano. Todo está dañado”, explicó la francesa Claire Bertrand, una técnica de música, que viajó a Gaza para reconstruir el instrumento. El periodista de la BBC, Tim Whewell, siguió de cerca su trabajo y el de dos aprendices locales que la asistieron durante el proceso. “Meticulosamente, Bertrand reemplazó cada una de las 230 cuerdas y 88 martillos y paños”, relató el periodista en su artículo ‘Salvando el único piano de cola de Gaza’.

Pero antes de que el equipo salvador llegara a la ciudad, el trabajo de de Kahmis Abu Shaabaan, administrador de la escuela de música de Gaza, y Lukas Pairon, creador de la fundación Music Fund (Bélgica), fue fundamental. “Estaban construyendo un inventario de los pianos de Gaza… Quedaron pasmados cuando se dieron cuenta que se trataba de un piano de cola. Pero se sorprendieron aún más cuando la guerra llegó y el instrumento sobrevivió, a pesar de la destrucción a su alrededor”, cuenta Whewell.

“Gaza no solo son cohetes, misiles o personas enojadas”, le dijo el pianista y director de orquesta Daniel Barenboim al periodista de la BBC, quien financió la restauración del instrumento. “El hecho de que el piano estará ahí –restaurado y listo para ser tocado- le dará a los ciudadanos la posibilidad de tener actividades culturales… ellos necesitan escuchar muy buena música”, agregó el músico.

Entre los frecuentes recortes de energía, el piano quedó listo para funcionar después de 10 días de trabajo. Y para celebrar su aparición, la única escuela de música de Gaza organizó un concierto en el que la pupila estrella interpretó la Sonata número 19 de Beethoven.

 

(Vea el artículo completo en BBC Magazine)

Temas relacionados