El regreso de los abuelos en la crianza de los nietos

El libro “Los abuelos están de regreso… en la crianza” de Jorge Eslava, Lyda Mejía y Neva Milicic es una guía tanto para padres y abuelos en el tema de la educación de los niños y en las discordias que se presentan en las familias.

Cortesía

Las nuevas generaciones de padres tienen conceptos y visiones diferentes acerca de la crianza de los niños. Este hecho va generando en las familias peleas y discusiones entre los abuelos y los padres de los pequeños. En el libro “Los abuelos están de regreso… en la crianza”, se dan pautas para que los padres puedan manejar está situación y las reglas mínimas que deberían seguir.

Jorge Eslava, Lyda Mejía y Neva Milicic, aportaron cada uno desde sus profesiones y experiencia, elementos que permitieron la realización de este. El propósito principal es mostrarle a la sociedad que es posible la crianza sin maltrato, sin premios ni castigos y el papel que cumplen en la actualidad los abuelos.

Cabe destacar que, los abuelos hoy en día, en la mayoría de los casos son quienes están la mayor parte del tiempo con los niños, debido a que los padres se encuentran en sus trabajos. En el libro se resalta que en Colombia en más del 15,5% de los hogares hay menores de edad, siendo la cabeza del hogar los abuelos.

“Las relaciones del día a día son muy importantes porque en el contexto contemporáneo los abuelos están más tiempo presentes en la crianza de los niños, que sus propios padres. Esta situación en muchos casos se presta para discusiones, ya que hay desacuerdos entre abuelos y padres en el tema de la crianza”, explicó Jorge Eslava, neurólogo de niños y actualmente director del Instituto Colombiano de Neurociencias en Bogotá.

Los tres autores  coinciden en la necesidad de crear un manual de convivencia con las normas mínimas que deben tener los padres y abuelos en la educación de sus hijos y nietos. Algunos de los que mencionan son: la malcrianza, el papel que tiene cada uno, tanto padres como abuelos, no desautorizarse entre sí, entre otros.

A raíz de que la presencia de los abuelos en la crianza de sus nietos es cada vez más recurrente, los autores introdujeron en el texto la palabra ‘abuelitud’, que encierra todas las funciones y la identidad de ser abuelos incluyendo su economía, salud y su papel en la educación de sus nietos. En este estado los adultos asumen un rol y una etapa más en la vida del ser humano, aunque esta no sea tan comprendida.

Es relevante resaltar que los abuelos suelen ser muy consentidores, hecho que es resaltado en el libro, pero, también se intenta desmentir la popular frase “Los padres educan y los abuelos malcrían”. Este dicho es el lastre que cargan los abuelos desde que inician esta condición.

Además, insisten en que es inaceptable que se piense que los adultos mayores que saben mejor que nadie que le espera a un niño malcriado, lo malcríe. Igualmente, resaltan que se ha venido acrecentando la sobreprotección y permisividad, lo que provoca en el niño comportamientos inapropiados, tanto por parte de los abuelos como de los padres, por ello, aseguran que la mejor forma de no caer en este error es implementar una pedagogía de límites.

Según Eslava los manuales de convivencia son importantes en esos casos, porque, así, los padres y abuelos tienen claras las normas y sus funciones. Y añade que “en la primera parte se profundiza sobre los detalles de la vida cotidiana para hacerlos mucho más fructíferos y ahí se exploran algunos elementos concretos y puntuales como lo es la relación entre padres y abuelos, además de quienes llevan la batuta”.

En “Los abuelos están de regreso… en la crianza” hacen especial énfasis en una educación sin violencia y maltrato. También resaltan que los abuelos por sus años de experiencia ayudan a que las familias sean fuertes y puedan sortear mejor las adversidades que se van presentando a lo largo de la vida.

En los últimos capítulos se dedica buena parte a la reflexión hacia el respeto, comprensión y no maltrato hacia los abuelos. Aunque este tema es tocado durante todo el libro tanto para los niños como los abuelos en esta sección se enfatiza en situaciones cotidianas, que en ocasiones son pasadas desapercibidas. Por ejemplo, la falta de compresión al salir de a caminar por un centro comercial e ir a paso rápido, sabiendo que el adulto mayor no puede andar a ese mismo ritmo.

En definitiva, el contenido de este texto no es solo dar una guía a los padres y adultos mayores, sino, además hacer reflexiones con hechos cotidianos.

 

últimas noticias