El "rito satánico" que denunció Lafaurie en realidad es un performance

El Presidente Ejecutivo de Fedegan compartió en Twitter las fotos de una actividad que vinculó con el paro nacional del próximo 21 de noviembre. En realidad se trata de un performance respaldado por el Museo de Antioquia y dirigido por Analú Laferal. Horas después Lafaurie reconoció su error.

La peregrinación de la Bestia es una acción peformática dirigida por Analú Laferal. No un acto satánico, como señaló José Félix Lafaurie.Tomada de Twitter

El trino es de José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de Federación Colombiana de Ganaderos: "Anoche al frente de la iglesia del Poblado (Medellín) un grupo de encapuchados estuvieron haciendo rituales satánicos, “13” días antes del paro. Coincidencia? (sic). El número 13 simboliza rebelión/rebeldía. Hay que orar por Colombia!! Y rechazar aquellos que pretenden destruirla".

No pasó mucho tiempo para que los usuarios de la red social le hicieran caer en la cuenta al dirigente ganadero que había caído en un par de imprecisiones. En realidad, lo que Lafaurie denuncia como un "ritual satánico" es un performance dirigido por la politóloga y artista visual bogotana, Analú Laferal.

El evento hace parte de Acciones Abiertas, que respalda el Museo de Antioquia y de la que hacen parte doce artistas que contemplan experiencias de artes vivas en el espacio público que "buscan, ante todo, insertar el arte en la vida, siendo este el principio esencial que debe guiar toda práctica artística. Sus propuestas relacionadas con las prácticas experimentales buscan abolir los límites entre el arte, el objeto artístico y el espectador como sujeto pasivo".

El performance que dirige Analú Laferal se llama "La peregrinación de la Bestia". El Museo de Antioquia lo explica de esta forma: "Antioquia es uno de los departamentos donde se reportan más homicidios contra personas LGBTIQ. A través del lenguaje fúnebre y católico de las procesiones, La peregrinación de la Bestia busca denunciar la violencia por prejuicio hacia personas que por su orientación sexual o identidad de género se salen de las normas tradicionales en la ciudad de Medellín y busca realizar una ceremonia como un ritual de paso y memoria por las víctimas de esta violencia heteronormativa".

Los eventos de Acciones Vivas se están realizando desde el mes de agosto pasado y finalizan este mes de noviembre de 2019.

La escena que indignó a José Félix Lafaurie hace parte de un concepto conocido dentro del arte como las acciones vivas. Una de las prácticas artísticas más complejas y radicales que se ha gestado en la historia del arte. La acción performática, las artes del cuerpo, el arte acontecimiento y la cartografía urbana, que son los focos por los cuales se seleccionaron las doce experiencias locales de Acciones Abiertas (...) se basan en los procesos de desmaterialización del objeto artístico, en la que los artistas buscaban desligarse de todo tipo de estetización gratuita gracias al gesto de un cuerpo específico, en un instante preciso y efímero", explica el Museo de Antioquia. 

"En la acepción más conocida de las artes vivas, el cuerpo del artista es utilizado en un contexto específico como material de trabajo y creación. La actitud performativa es posible gracias a la participación del público o a la utilización de objetos, pero no se reduce a una acción centrada y exclusiva del cuerpo del artista. El contexto es determinante en estas prácticas; por ello, las activaciones que ocurren desde el 18 de agosto hasta el 16 de noviembre se sitúan en el Centro de la ciudad como el espacio mutante y diverso que los involucra con la pulsión ciudadana. De hecho, una articulación entre el contexto y los diferentes espacios que acogen la acción es esencial en la construcción simbólica de cuerpos, y constituye, así, uno de los elementos esenciales para los artistas de las artes vivas".

Varias cosas entonces para dejar claras ante lo que dijo el dirigente gremial y esposo de la senadora del Centro Democrático, María Fernanda Cabal. No es un acto satánico; no fue al fente de la iglesia del Poblado, sino en el centro de la ciudad y no se llevó a cabo 13 días antes del paro nacional que se llevará a cabo el próximo 21 de noviembre. En realidad el evento fue el 9 de noviembre desde Parque Bicentenario hasta la Plazuela de San Ignacio.

Al respecto, Carlos Uribe, Director de la Curaduría del Museo de Antioquia, señaló que "tiene que estar tanquila porque lo que se estaba realizando era una actividad artìstica. Una acción performática en el espacio público que tiene que ver con Medellín a cielo abierto, un proyecto de la Alcaldía de Medellín, la Secretaría de Cultura y el Museo de Antioquia. El acto no es para ofender a la religión católica". 

Tras la indignación generlizada, José Félix Lafaurie reconoció en Twitter su error. "Me disculpo. Fui sujeto de un engaño, no obstante pregunte a dos personas que me enviaron las mismas imágenes si la información era correcta. Tendré aún más cuidado la próxima vez". 

 

Sobre Analú Laferal

Nació en Bogotá, desde 2009 vive y trabaja en Medellín. Tiene un pregrado en Ciencia Política en la Universidad de Antioquia y un Máster universitario en estudios culturales y artes visuales de la Universidad Miguel Hernández en Altea, España. Travesti herbívora, desde el performance y las herramientas audiovisuales, explora las potencias y los límites del travestismo animal como una estrategia posidentitaria de desgenerización. Sus enunciados están trazados por las exploraciones en torno al poder y su relación con la especie, el cuerpo, las identidades de género, las sexualidades y los feminismos disidentes.

890594

2019-11-11T15:56:24-05:00

article

2019-11-11T15:59:29-05:00

jcasanas_956

none

* Redacción Cultura

Cultura

El "rito satánico" que denunció Lafaurie en realidad es un performance

72

5917

5989

 

Urbis paternus (El monstruo en el hueco IV)

Alekos: Revestir la ternura de revolución