El "Vía Crucis" de Fernando Botero, de gira por primera vez en América Latina

Panamá es la primera plaza donde se puede apreciar la obra que mezcla aspectos tradicionales de la religión católica con el mundo moderno.

La obra "Cristo ha muerto" de Fernando Botero.
La obra "Cristo ha muerto" de Fernando Botero.Efe

La exposición mundial "Vía Crucis, la pasión de Cristo", del artista colombiano Fernando Botero, llegó este miércoles por primera vez a América Latina, tras la inauguración en Panamá de una obra que mezcla aspectos tradicionales de la religión católica con el mundo moderno.

La muestra, que estará abierta al público hasta el 16 de junio en el Museo del Canal Interoceánico, en la capital panameña, está compuesta de 27 óleos y 23 dibujos de Botero. (Aquí puede ver algunas pinturas).

La serie pictórica, que Botero donó al Museo de Antioquia de su Medellín natal, ha sido mostrada en la Galería Marlborough de Nueva York y otros museos de Europa.

Sin embargo, la exposición se encuentra ahora en una gira mundial donde Panamá es el segundo país, después de Portugal, en exhibirla.

"Este obra estuvo en Portugal y la segunda exposición se hace aquí en Panamá", aseguró la directora del Museo de Antioquia, Ana Piedad Restrepo, según la cual la exposición ha recibido peticiones para ser presentada en Singapur, Filipinas, Japón y diversos países de Sudamérica.

El "Vía Crucis" muestra diferentes capítulos y personajes bíblicos que protagonizaron el camino de Cristo hacia su muerte en la cruz, según la creencia cristiana.

Los personajes, incluido el mismo Botero en miniatura, así como las lágrimas, las gotas de sangre o los clavos aparecen bajo formas gruesas y volúmenes exagerados, con el estilo mundialmente identificado del pintor de 81 años.

En cuadros como "Crucifixión" un Cristo verdoso aparece crucificado en un parque lleno de edificios, mientras que en "El beso de Judas", se puede contemplar al apóstol traidor con pantalón moderno y un reloj.

También hay personajes con sombreros, guayaberas y calaveras como en "El descenso de la Cruz" o un policía (en vez de un romano) azotando a Cristo con un tolete, botas militares y un bigote al estilo nazi en "El camino de las penas".

La exposición permite "ver la religión desde el punto de vista contemporáneo, lo que se sufre en este momento y cuál es el via crucis actual", dijo Restrepo durante una inauguración a la que acudió la alcaldesa capitalina Roxana Méndez.

Botero, considerado el principal artista plástico de Colombia, ha creado más de 3.000 pinturas y 300 esculturas.

"Han llegado otras importantes (obras) de Goya, Rembrandt o Pail Gauguin, pero esta es especial" porque "es una obra mucho más viva y contemporánea que nos llega más cerca en el tiempo", dijo Juan Morgan, presidente del patronato del Museo del Canal Interoceánico.

"A pesar de ser un viacrucis es un via crucis luminoso que llena espacios y que emociona", añadió Morgan. 

Temas relacionados