El mundo mira a Colombia con otros ojos: directora de ARTBO

Aunque Colombia es presentada como un país emergente en el panorama artístico internacional, la directora de ARTBO matiza que eso no significa que el arte del país esté en pañales.

María Paz GaviriaArchivo El Espectador

La directora de ARTBO, la Feria Internacional de Arte de Bogotá, María Paz Gaviria, opina que el mundo mira ahora a Colombia con otros ojos y de ahí que su país sea este año el invitado de la feria madrileña ARCO.

En una entrevista, Gaviria, que está al frente de la feria bogotana desde el año 2012, habló de la importancia de la invitación de ARCO a Colombia, un reconocimiento que hasta ahora solo habían tenido Brasil y México entre los países latinoamericanos, y también de la no menos importante propuesta que Colombia llevará a Madrid, a partir del próximo día 25.

"Esta es sin duda la muestra de arte colombiano más sólida y más voluminosa que se ha presentado hasta ahora en el exterior", subrayó la joven directora de ARTBO, una feria que en su edición de 2014 recibió 31.000 visitantes y se ha ganado un lugar destacado en este ámbito en América Latina.

ARTBO, creada hace 10 años por la Cámara de Comercio de Bogotá, es responsable de una parte importante de lo que Colombia va a mostrar en la capital española del 25 de febrero al 1 de marzo.

El curador colombo-canadiense Juan Gaitán, hoy en día director del Museo Tamayo de México, ha seleccionado diez galerías bogotanas y dos artistas de cada una de ellas para ARCO.

"Es una mirada sobre artistas emergentes o por lo menos artistas que no han tenido visibilidad hasta ahora conocidos. Algo totalmente novedoso, fresco", explica Gaviria, de 31 años e hija del expresidente César Gaviria.

El arte colombiano se mostrará también desde un stand institucional, desde los foros y exposiciones organizados en diversos escenarios fuera del recinto ferial madrileño y en galerías presentes en ARCO al margen del programa colombiano.

La directora de ARTBO destaca las exposiciones del amplio programa ARCOColombia para museos y otros espacios expositivos fuera de la feria que han curado Jaime Cerón y María Wills, porque presentan a artistas colombianos de varias generaciones.

En total habrá unas 50 exposiciones, algunas coordinadas por la embajada de España en Colombia y galerías interesadas en el arte colombiano, aunque en el programa ARCOColombia está el Ministerio de Cultura y el de Relaciones Exteriores.

Aunque Colombia es presentada como un país emergente en el panorama artístico internacional, la directora de ARTBO matiza que eso no significa que el arte del país esté en pañales.

"Es un término del mundo del arte, no es que Colombia sea emergente sino que está adquiriendo nombre a nivel internacional", señala para subrayar a continuación que su país tiene "una rica tradición artística", un mercado del arte sólido y un plantel de coleccionistas con una visión más internacional de lo que se cree.

Sin embargo, admite que también cuentan "unas coyunturas sociopolíticas y económicas que son percibidas desde el exterior" y muestran mejores condiciones de seguridad y más estabilidad.

A la pregunta de si el proceso de paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc influye también en esa percepción, Gaviria responde que indudablemente y se muestra segura de que 2015 va a ser el año en el que finalice el conflicto armado.

Precisamente el conflicto armado y la violencia han sido una "marca" del arte colombiano, sobre todo en los años 90, aunque Gaviria subraya que no es la única y que el "panorama es muy amplio y la mirada muy diversa".

"No creo que el arte colombiano deba ser juzgado o dividido en antes y después del conflicto armado, es un arte que se ha desarrollado y madurado más allá de eso y de una manera muy particular", agrega.

"La riqueza del arte colombiano reside precisamente en las distintas realidades que muestra", subraya cuando se le pregunta por los dos artistas colombianos más conocidos internacionalmente y más cotizados comercialmente, Doris Salcedo y Fernando Botero, con dos visiones muy diferentes.

Otra artista colombiana de talla internacional, Ana Mercedes Hoyos, fallecida en 2014, será homenajeada en ARCO 2015, en cuya clausura estará el presidente Juan Manuel Santos.

Para Gaviria, ser el país invitado a ARCO le va a permitir a Colombia contar lo que algunos califican de "boom" artístico -ella dice que hay "cierta ebullición"-, además de aumentar su visibilidad y sus posibilidades de comercialización.

ARCO es una de las ferias más importantes del mundo con más de 100.000 visitantes en cada edición y un presupuesto que este año es de 4,5 millones de euros (algo más de 5 millones de dólares).

En su edición de 2015, la número 34, cuenta con la participación de un total de 218 galerías de 29 países, que presentan alrededor de mil artistas.