El mundo se encuentra de luto

Los restos del escritor fueron cremados en México durante una ceremonia privada a la que asistieron familiares. El lunes se efectuará, en el Palacio de Bellas Artes de la capital mexicana, un gran homenaje público para el intelectual colombiano.

Una vigilia para honrar la memoria del creador de ‘Cien años de soledad’ en frente de su casa materna en Aracataca, Magdalena. / Reuters

Acambio de ceremonias fúnebres, este lunes 21 de abril, hacia las cuatro de la tarde, en el Palacio de Bellas Artes de México, se realizará un acto cultural a través del cual se le dará el último adiós a Gabriel García Márquez. De esta manera, se respetó el deseo de su familia, que ha mantenido total discreción frente a los medios de comunicación. Éstos, a su vez, aunque han acatado la solicitud, no han dejado de informar sobre el significado de la dolorosa noticia del deceso del inmortal escritor de Cien años de soledad y otros tantos maravillosos relatos.

Ayer se informó que el cuerpo del escritor será incinerado en una ceremonia privada en el Distrito Federal, pero desde el mismo momento en que se supo de su fallecimiento no han parado las rotativas del mundo. Desde los cinco continentes siguen llegando mensajes de condolencia. A las afueras de la casa del escritor, situada en el exclusivo sector de El Pedregal de San Ángel, se mantiene una enorme aglomeración de amigos y periodistas, a quienes se dijo que su esposa, Mercedes Barcha, está tranquila, pero llena de tristeza.

Desde Estados Unidos, el presidente Barack Obama declaró que García Márquez ha sido uno de sus escritores favoritos desde joven y que, con su partida, el mundo ha perdido a uno de los más grandes visionarios. Del otro lado, el presidente de Cuba, Raúl Castro, recalcó que los pueblos de América han perdido físicamente a un intelectual y escritor paradigmático. “Para los cubanos fue un gran amigo, además entrañable y solidario”, recalcó Castro, quien insistió en que la obra de hombres como Gabo tiene categoría inmortal.

El presidente de Uruguay, José Mujica, indicó que “América Latina perdió un compañero de utopías, pero su memoria seguirá viva en la esperanza de la gente como el maestro que fue”. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, agregó que Gabo perteneció a la generación fundadora del periodismo comprometido con el derecho del pueblo a su felicidad. Hasta el gobierno chino se pronunció sobre el deceso de García Márquez y calificó su obra literaria como un gran tesoro para toda la humanidad.

Y mientras desde los cinco continentes quedó clara la importancia que tenía Gabriel García Márquez para la literatura universal, en Colombia la noticia sigue causando estupor en todos los sectores políticos, sociales y culturales. En su pueblo natal, Aracataca (Magdalena), la noticia causó total revuelo, y desde el primer momento se han advertido romerías de paisanos rindiendo homenaje a su hijo más ilustre, en medio de cantores populares que con música de acordeón no dejan de entonar sus notas para revivir su memoria. El lunes habrá sepelio simbólico en esta población.

El presidente Juan Manuel Santos, quien se ha mantenido en contacto con la familia del escritor, anunció que tiene previsto participar en el homenaje que se hará este lunes en México. Fue “el compatriota más querido y admirado de todos los tiempos y el colombiano que, en toda la historia de nuestro país, más lejos ha llevado el nombre de la patria”, resaltó el primer mandatario, que además ha recibido muchas muestras de solidaridad de otros mandatarios del mundo, evidenciando el fuerte compromiso social y político del escritor.

Su principal agente literario, Carmen Balcells, manifestó que con la muerte de Gabriel García Márquez quedó probado que su mágica prosa dejó para la posteridad una nueva religión: el gabismo. “A ver si la vida me alcanza para adorarlo y disfrutar de los primeros milagros. Seguro que hará cosas extraordinarias. Yo prometo avisarles si la primera cosa que le he pedido me la concede, si hay fe sale”, exteriorizó la editora, desde España. En este país fue en donde mayores expresiones de solidaridad se han emitido desde el jueves.

Un aspecto particular tiene que ver con la forma como ciudadanos del común e incluso niños se han acercado a la casa de García Márquez, a la sede del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y a otros lugares de México, para llevar flores amarillas, muchas veces sin saber dónde colocarlas. No sólo se busca recordar que fueron las favoritas del escritor colombiano, sino también cómo uno de sus personajes célebres, Mauricio Babilonia, de Cien años de soledad siempre se le asoció a la irrupción de mariposas amarillas por donde quiera que deambulaba.