Entrevista

“Este disco refleja todas las influencias que he tenido en mi carrera”: Daniel Correa

Noticias destacadas de Cultura

Daniel Correa habla sobre su trayectoria musical y su reciente disco “Nueva vida”, que contiene diez canciones y una variedad de formatos y sonoridades entre lo acústico y lo folklórico.

¿Cómo surge un disco en medio de una pandemia?

Empecé escribiendo canciones a principio de año. Cuando tuve unas dos o tres canciones decidí darle unidad al disco y una pauta que fuera buscar que todas las canciones tuvieran algo que ver con un género de música latinoamericana y a partir de ahí fui escribiendo el resto del disco, ya con ese hilo conductor en mente. Y así fueron surgiendo las canciones una a una hasta que hace un par de meses tuve el disco completo listo. Parte de mi proceso ha sido aprender a producir y a grabar con varios instrumentos, lo que me ha hecho volverme multi-instrumentista y con este disco, al estar pasando lo de la pandemia, empecé a grabar lo que más pude yo solo y cuando ya habían pasado unos dos o tres meses -desde que empezó la cuarentena- invité a participar a otros músicos en el proyecto: saxofonistas, un percusionista argentino, un trompetista, y así se fueron sumando distintos invitados.

Sus primeras influencias musicales fueron el punk, el rock, el ska, ¿qué lugar tienen esas influencias hoy en día en su música?

Este último disco refleja un poco todas esas influencias que he tenido a lo largo de mi carrera, pues que han sido el rock, el reggae, el ska, las músicas tradicionales colombianas. Siempre se van a sentir las influencias que permiten que se vaya construyendo un lenguaje propio.

Le sugerimos leer John Le Carré se despide con un capítulo de “El peregrino secreto”

Mirando en retrospectiva, ¿qué diferencias encuentra en los procesos de cada disco que ha compuesto?

El primer disco que hice solista fue la primera vez que me metí en la tarea de grabar todos los instrumentos y con el tiempo fui desarrollando esa faceta de ser multi-instrumentista, de grabar y producir. Pero en algunos discos sí busqué colaborar con asrtistas y productores. Para mi segundo disco colaboré con Felipe López, con quien mezclamos el disco y él lo masterizó. Para el siguiente disco decidí llamar al productor Felipe Álvarez, con él hicimos la coproducción del disco chaval y ese disco lo mezcló y masterizó el ingeniero de sonido argentino Eduardo Bergallo. Después me fui a grabar a estudios como Árbol Naranja. Y en este ultimo disco, Nueva vida, decidí retomar las labores de productor e ingeniero de sonido y darle yo el toque final en mi estudio.

¿En qué momento de su vida decidió dedicarse de lleno a la música?

Desde muy temprano estuve tocando batería. Y la música siempre ha sido una parte fundamental de mi vida, tanto tocando como escuchando música. Yo soy melómano, coleccionista de discos y toda la adolescencia me gustó escuchar, investigar, estudiar y cuando me gradué del colegio y tenía que escoger una carrera no lo dudé mucho.

¿Qué es lo más difícil de hacer música en Colombia?

La escena, el aparato cultural que no está del todo desarrollado. Es difícil construir una carrera afuera del mainstream, del reguetón, del vallenato. Creo que es difícil progresar y construir un público cuando no hay un circuito de música en la ciudad, estable; casi que no hay, por ejemplo, bares de jazz y estamos en el 2020. Hay muchos músicos y mucha música, pero siento que no hay espacios realmente dedicados y profesionales y pulidos y construidos en función de tener un circuito de bandas que estén rotando semanalmente, mensualmente. Creo que Bogotá se ha conformado -y a los músicos nos ha tocado conformarnos- con dos o tres festivales que se hacen al año, de los festivales al parque; y aunque hay algunos bares, son muy contados y eso hace muy difícil vivir de tocar.

Por otro lado somos un país muy dado a la cultura del vallenato, de la música popular bailable, y está esa mirada tercer mundista de que todo lo bueno pasa afuera y hasta que afuera no reconozcan productos nacionales acá no se les da valor.

¿Qué ventaja encuentra en el medio en Colombia?

Somos muy afortunados. Colombia es uno de los países más biodiversos del mundo y más ricos musicalmente. En Colombia hay una cantidad de etnias, de lenguajes y así mismo, de música. Es un universo sin fin, el universo de las músicas tradicionales colombianas, y ahí hay mucho de dónde alimentarse. A la vez, que no haya un movimiento del todo construido y maduro hace que lo que uno esté haciendo sirva para de alguna manera ir abriendo un camino.

Si tuviera que elegir un sólo disco para escuchar el resto de su vida, ¿cuál sería?

Tengo discos desde hard core y punk hasta jazz y música clásica. No podría quedarme con uno solo.

Comparte en redes: