Estos son los 11 finalistas del Premio Biblioteca de Narrativa Colombiana

La convocatoria para el IV Premio Biblioteca de Narrativa Colombiana, reconoce las obras publicadas entre el 1 de diciembre de 2016 y 30 de octubre de 2017. Estas 11 obras fueron seleccionadas entre 80 que participaron.  

Patricia Engel fue la ganadora el año pasado con su obra Vida. Archivo Cromos

“Este Premio es una expresión de lo que es la narrativa en Colombia. Tenemos una mezcla de géneros que va desde la crónica hasta la narrativa más tradicional con cuentos y novelas. También hay una variedad en cuanto a autores, con nombres consagrados y nombres nuevos. Tenemos algunas personas que, incluso, ya han participado o han sido finalistas”, comenta Héctor Abad Faciolince, organizador y gestor del Premio organizado por la Universidad Eafit, en Medellín y apoyado por Caracol Televisión y el Grupo Familia.

El grupo de jurados  siempre ha estado liderado por un escritor internacional,que en esta edición será Alonso Cueto, novelista peruano conocido por títulos como El tigre blanco, La hora azul, El susurro de la mujer ballena y Grandes miradas. Con él estará Ricardo Sierra, presidente de Celsia; la bibliotecaria Ana Roda, exdirectora de la Biblioteca Nacional; la académica Sonia López Franco, docente de la Escuela de Humanidades de EAFIT; y el escritor colombiano Mario Jursich.

En las ediciones anteriores los ganadores fueron: Juan Esteban Constaín, por su obra El hombre que no fue jueves (2014); a Andrés Felipe Solano por Corea: apuntes desde la cuerda floja (2015); y a Patricia Engel por su obra Vida (2016). 

Estos fueron los 11 finalistas de este año. 

 Al otro lado del mar, de María Cristina Restrepo (novela), Alfaguara: Al otro lado del mar es la historia de Albert y Honorine, una pareja de alemanes que disfrutaban de su tranquila vida en Cartagena de Indias hasta que fueron deportados debido al temor y la desconfianza que se generaron alrededor de los alemanes en los años previos a la Segunda Guerra Mundial en Colombia.

 Animales del fin del mundo, de Gloria Susana Esquivel (novela), Alfaguara: Inés tiene seis años, ha perdido los dientes y le teme al fin del mundo más que a nada. Una mañana estalla una bomba y en medio del caos encuentra a María, una niña con la que finalmente puede compartir el universo adulto en el que vive. Pero el principio del fin es inminente: pronto celebrará su séptimo cumpleaños y su vida está rota.

Aves de paso, de Eduardo Peláez Vallejo, (novela), Alfaguara: Aves de paso es el conmovedor retrato de los Peláez Vallejo narrado a partir de los recuerdos del autor. Sus hermanos mayores, Ricardo y Marta Luz, son el hilo conductor de esta historia que da cuenta del entramado sentimental que sostiene a las familias y que a su vez se presenta como el reflejo de una generación, en Medellín, a finales de los años sesenta.

 Era más grande el muerto, de Luis Miguel Rivas (novela), Planeta-Seix Barral: En el momento más álgido de la guerra en Villalinda por el control del narcotráfico, dos adolescentes sin dinero descubren que en la morgue consiguen ropa de marca que los cadáveres nunca van a reclamar; el mafioso más temido del pueblo toma clases de cultura para enamorar a una mujer que lo desprecia, y una pareja de sicarios intenta matar el fantasma de un hombre que asesinaron meses atrás.

 Hay días en que estamos idos, de Andrés Mauricio Muñoz (cuentos), Planeta-Seix Barral: Un hijo desaparece dentro de su propia casa. Una pareja de esposos se enfrenta al desafío de revivir una mata que le entregaron a su hijo. Una mujer aniquila sicológicamente a su esposo desempleado. Un complejo triángulo afectivo entre una pareja y la empleada doméstica. Una actriz se consume en el recuerdo de sus días de gloria. Un hombre pierde paulatinamente y ve el fracaso de su hogar por su incapacidad de hacerle frente a un intruso. 

Juego de Memoria, de Humberto Ballesteros (novela), Planeta-TusQuets Editores: Una doctora de mediana edad recibe en el hospital que dirige a un anciano devastado por el Alzheimer, y mientras lo examina la sacude un presentimiento. En efecto, instantes después reconoce en él a Armando Cárdenas, mayor del Ejército, exconvicto y asesino de su joven amante, una muchacha indomable de peligrosas convicciones políticas que treinta años atrás marcó su vida para siempre. Ahora, con el poder en sus manos, la protagonista de esta novela se pregunta si es posible arrancarle al verdugo la verdad. Pero el olvido, no sólo el de su paciente sino también el de la Historia, es un enemigo implacable

La perra, de Pilar Quintana (novela), RandomHouse: Damaris, una mujer del Pacífico entrada en la madurez y con muchas decepciones a cuestas, adopta a una perra y la llama Chirli, como hubiera querido llamar a la hija que nunca tuvo. Nace, así, una relación intensa y entrañable, en la que Damaris pone todo de sí para enderezar un destino que ya creía del todo torcido.

No hubo fiesta, de Alonso Salazar (periodismo literario), RandomHouse: En este libro conecta la experiencia histórica con la experiencia personal. La razón y la demencia de los ejércitos irregulares, los hechos sublimes y escabrosos de los que decidieron ir a la guerra, las fuerzas que en lugar de una victoria marchan bajo la sombra de la derrota colectiva. En trece capítulos el autor cuenta las historias de familiares y de amigos, y retratos intimistas de protagonistas de la guerra como Bateman, Pizarro, Marulanda, Iván Ríos, Carlos Castaño, entre otros

Preguntas frecuentes, de Rubén Orozco (novela), RandomHouse: ¿En realidad existen los vampiros? ¿Es cierto que sólo salen en las noches? ¿Tienen pelos en las palmas? ¿Los hieren las insignias religiosas? ¿Qué aptitudes debe tener un cazador de monstruos? ¿Qué herramientas debe tener a la mano? En estas curiosísimas memorias, Facundo Sanguineti hace el recuento de su vida y comparte cuáles han sido sus descubrimientos como cazador de vampiros, un oficio arduo asumido el día en que los responsabilizó de la muerte de su joven amante.

Tiempo Muerto, de Margarita García Robayo (novela), Alfaguara: 

Lucía y Pablo están casados y su relación se desmorona. Sus conversaciones y sus silencios son el espejo de la sutil forma que puede llegar a cobrar la violencia cuando, de repente, llega el fin el amor. Ahora, con más de cuarenta años y dos hijos, ambos se esfuerzan por reinventarse, pero cada día que pasa quedan menos lazos que los unan

Toño Ciruelo, de Evelio Rosero (novela), Planeta-TusQuets Editores:  Esta novela es resultado de una exploración intestina encarnada en Eri Salga­do, antagonista, testigo aterrado pero complaciente, informador de la historia del monstruo y también otra víctima espiritual de sus andanzas. Se trata de un despojamiento progresivo y contundente de las caras que adopta el asesino, hasta mostrar su última y definitiva cara, la de sus víctimas. 

 

últimas noticias

Jorge Luis Borges: entre la poesía y la ceguera

Una arquitectura de interés público

Homenaje al amistoso lector