Eva García Sáenz de Urturi, Premio Planeta 2020

Noticias destacadas de Cultura

La escritora Eva García Sáenz de Urturi, ganadora del Premio Planeta, confirma una carrera ascendente y una trayectoria de superventas con la obtención del premio. Aquitania, su más reciente novela, la hizo merecedora de este reconocimiento.

Nacida en Vitoria en 1972, Eva García Sáenz de Urturi es la escritora que más libros vende en España actualmente. Su trilogía La Ciudad Blanca acumula ya un millón de lectores, 52 ediciones y una adaptación al cine de Daniel Calparoso, protagonizada por Belén Rueda y Javier Rey.

Licenciada en Óptica y Optometría por la Universidad de Alicante, la novelista fue directiva regional de Ópticas Carrefour durante diez años y, posteriormente, trabajó como funcionaria por oposición de servicios universitarios de documentación en Sibyd (Servicio de Información Bibliográfica y Documental), perteneciente a la universidad en la que estudió.

Su pasión por la escritura comenzó cuando era muy joven y empezó a escribir a diario con 14 años, con una media de seis o siete páginas al día, rutina que aún conserva. Comenzó a asistir a cursos de escritura creativa, tanto en el papel de alumna como en el de profesora, y a escribir relatos cortos que enviaba a premios literarios, de los cuales ganó dos: en Huesca y otro de I+D+I en Madrid.

Aunque pasó el filtro de varias agentes literarias y editoriales de su primer proyecto narrativo, disconforme con los plazos para que las editoriales valoraran la publicación, decidió publicarla en Amazon, una plataforma que acababa de llegar a España y que muchos escritores utilizaban para subir sus obras y recibir la opinión sin filtros de los lectores. Esa primera novela, titulada La saga de los longevos se convirtió en un fenómeno de ventas y tuvo una gran acogida tanto en Estados Unidos como en Reino Unido, hasta el punto de que se convirtió en uno de los libros más vendidos en Amazon y pronto dio el salto al mercado de papel.

La segunda entrega de la saga llegó dos años después con el título Los hijos de Adán. Ese mismo año publicó la novela histórica Pasaje a Tahití. A pesar del éxito cosechado con sus anteriores obras, sin duda, su última trilogía ha llevado a Sáenz de Urturi a lo más alto. El primer libro de este tríptico histórico llegó en 2016 con el título El silencio de la ciudad blanca, una novela ambientada en su ciudad natal, Vitoria, que cuenta con casi un millón de lectores en España y con éxito en otros países también. La segunda parte, Los ritos del agua, salió a la venta un año más tarde y a pocos días de su publicación superó las cifras de ventas del primer volumen. Los señores del tiempo, la última entrega, vio la luz en 2018. Para documentarse en esta tercera entrega, la autora realizó siete cursos en la academia de la Ertzaina (policía del País Vasco) durante dos años en los que estudió perfiles criminales y otras materias, como autopsias y agresiones sexuales. La notoriedad obtenida con estas obras no solo ha recaído en la escritora, también en que la ciudad de Vitoria ha tenido una gran acogida por la novela. La oficina de turismo ofrece visitas guiadas por los escenarios de sus historias.

García Sáenz de Urturi siempre ha mostrado su orgullo por haber cosechado el éxito sin necesidad de grandes campañas de marketing y sin haberse convertido en una autora mediática que encabeza las listas en algunos periódicos. Según ella, el voz a voz de los lectores, así como sus recomendaciones en blogs y redes sociales, hicieron posible que ella pasara de ser totalmente desconocida a una estrella de la novela negra.

En Aquitania, que publicará en las próximas semanas Editorial Planeta, la escritora sitúa en el contexto histórico una trama de suspenso: “Leonor quiere saber qué causó la muerte de su padre, el duque de Aquitania, al finalizar su peregrinaje en la catedral de Santiago, donde al parecer murió envenenado, pues su hija siempre sospechó del rey de Francia, del que era vasallo, a pesar de ser inmensamente más rico que el monarca”.

La trascendencia de Leonor de Aquitania ha llegado hasta nuestros días, destaca la escritora, “no sólo en la arquitectura, pues junto con su hija, María de Francia, se convirtió una de las primeras editoras de la historia, al encargar a Chrétien de Troyes que escribiera toda la serie artúrica y lo relacionado con los caballeros de la mesa redonda”. Sáenz de Urturi recuerda que “hay muchas teorías sobre la muerte del duque: unos hablan de envenenamiento, otros que cedió el poder a su hija y se fue de peregrino a Tierra Santa. Por toda Europa hay leyendas que lo sitúan como un eremita, además de que los historiadores que sostienen que su testamento fue falsificado”.

Tras siete novelas y más de un millón de ejemplares vendidos, Sáenz de Urturi es consciente de que ya no es la persona que empezó a escribir: “Hay ahora más oficio, he escrito más de 400 personajes, entiendo que tengo más recursos para crear tramas, para crear escenas emotivas, para tocar el alma del lector y más madurez, y el resultado acumulado es esta novela, retablo de toda una época”.

Sobre el impacto de la pandemia, asegura la autora “no saber de qué manera permeará” en su literatura y en la de otros escritores, pero “cuando nuestros personajes pasen por el 2020 obviamente se colarán geles, mascarillas y pandemia”. De todos modos, agrega, no sabe “hasta qué punto tendremos ganas de meternos en la ficción en algo que hemos vivido de esta manera y que nos ha afectado tanto”, pero “seguramente al próximo Premio Planeta se presentarán mucha autoficción y diarios impregnados por la pandemia”.

Como escritora superventas, admite que el Premio Planeta puede amplificar todavía más esa proyección y quizá podría abrirse la puerta a una adaptación televisiva: “Sería bonito que Aquitania fuera una serie porque la historia necesitaría metraje”. Después de dos años y medio de documentación e inmersión en el siglo XII, cree que su próxima novela no estará situada en el medievo, pero admite que es poderosa la tentación de continuar la vida de Leonor. “He estudiado la dinastía de los Plantagenet y la rebelión de sus hijos contra su marido Enrique II, pero es tanta la documentación que podría quedar sepultada por Leonor, por lo que en las siguientes novelas cambiaré de tercio”.

Comparte en redes: