La exposición “Corazones en obra”, en la Fundación Cardioinfantil