Exposición que revive el tejido conventual del siglo XVIII en el museo Santa Clara en Bogotá

Noticias destacadas de Cultura

La artista chilena Loreto Buttazzoni expone su obra ‘Patio Interior’ desde este jueves hasta el 27 de agosto. En ella recrea las columnas y arcos del desaparecido monasterio del siglo XVII, actual museo Santa Clara de Bogotá, joya arquitectónica barroca de la capital.

Alrededor de 400  paños a crochet vitrificados recrean columnas y arcos del patio interior del desaparecido claustro del Real Monasterio de Santa Clara de Bogotá, y componen la primer exposición de este año del Museo con el mismo nombre, que abrió sus puertas desde el pasado jueves hasta el 27 de agosto: “En este espacio, las novicias meditaban, trabajaban y, posiblemente, a pesar de estar en clausura, daban rienda suelta a su imaginación a través del tejido, oficio en el que la mujer andina siempre ha estado presente”, se explica un comunicado oficial de la exposición.

La artista chilena Loreto Buttazzoni, licenciada en Historia de la Universidad Católica de Chile, con formación en artes audiovisuales en el Palazzo Spinelli de Florencia (Italia) y con Maestría en educación en artes de la Universidad de Harvard, retomó el tejido desarrollado por grupos femeninos en conventos coloniales del siglo XVIII, que actualmente ejercen mujeres tejedoras en Santiago de Chile, y los procesó a partir de la técnica de porcenaliización.

La técnica que esta artista utilizó, desde su taller, para dar paso a esta exposición, consta de un cuidadoso proceso: “Sumerge cada paño en porcelana líquida y luego los quema a fuego lento en un horno cerámico. En este proceso se desvanecen los hilos, quedando solo las huellas de un oficio del pasado”, según cuanta un documento oficial del museo.

Según explica Buttazzoni, lo que busca con este trabajo es lograr un valor simbólico que conserve la memoria de los saberes de las comunidades prehispánicas de los Andes y la herencia proveniente del mundo árabe traída desde España en la época colonial: “Con ‘Patio Interior’ he intentado sintetizar una herencia cultural, pero también he querido visibilizar la extinción de ciertas labores manuales como el crochet y oficios como la fabricación de porcelana. Mi trabajo tiene que ver con la nostalgia por un mundo que va dejando en el olvido las manos y su hacer a cambio de una veneración ante lo inmediato y lo instantáneo”.

Esta exposición, según expresan organizadores del evento, busca acercar a los visitantes del museo, desde forma alternativa, al pasado colonial, además de ofrecerle una agenda académica variada con talleres, conferencias y visitas guiadas.

La construcción del desaparecido convento fue solicitada por el entonces arzobispo de Santafé, Hernando Arias, al rey Felipe III de España, quien concedió el permiso en 1619, el cual sería el tercer convento de la orden de las clarisas en la entonces Nueva Granada. Para finales del siglo XIX pasó a manos del Estado, que lo convirtió en Batallón, lo cual, sumado a los terremotos ocurridos entre 1743 a 1827, deterioraron la infraestructura.  

Parte del convento de Santa Clara fue demolido en 1914, cuando pasó a manos del Estado, con el fin de construir la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional. La nueva infraestructura fue diseñada por el arquitecto Arturo Jaramillo. Después del nuevo levantamiento, se ha convertido en sede de la Facultad de Artes y del Centro Nacional de Restauración. La infraestructura que conforma hoy el museo es el único fragmento de lo que fue el convento Santa Clara

Comparte en redes: