Falleció a los 83 años Mary Oliver, una de las poetas más importantes de EE.UU.

La ganadora de un Premio Pulitzer murió el pasado 17 de enero en su casa en Florida a causa de un linfoma. Su obra poética está articulada entre la naturaleza y el mundo espiritual.

La poeta estadounidense, que nació en 1935 en Ohio, ganó el Premio Nacional del Libro en 1992.Getty Images

Oliver empezó a escribir poesía desde los 14 años. Sus paseos en Ohio, lugar en el que se crió, la conectaron con una fuerza inmarcesible con la naturaleza. Más que los vínculos sociales y familiares, lo que a la poeta la conmovió y la atiborró de asombro fue la belleza de los paisajes y los caminos en los que solía pasar sus días.

La poeta, quien fue abusada cuando pequeña, acepta que ese suceso le produjo una serie de pesadillas que la marcaron por años. Y quizá, como una suerte de salvación, la poesía apareció para guiarla por aquellos senderos en las que los versos ofrecen una especie de catarsis y de esperanza. La amistad que forjó con la hermana de la poeta Edna St. Vincent le ayudó a reforzar su lazo con la naturaleza y con las letras.

Puede leer: Ahora olvido

Mary Oliver, que vivió con su pareja, la fotógrafa Molly Malone Cook, durante muchos años en Massachusetts, publicó No Voyage and other Poems, su primera colección de versos y rimas, cuando tan solo tenía 20 años de edad.

Mientras en su país se hablaba de ganar aquella carrera armamentista que con el paso de los años se llamó la Guerra Fría, Oliver seguía anclada a sus libros, a sus clases como profesora universitaria y a su asombro por el agua, la tierra, las plantas y la luz que observaba con detenimiento en las noches frías e inciertas.

Luego de ser profesora de la Universidad Case Westerne Reserve, publicó American Primitive, su quinta colección de poesía que fue premiada con el Premio Pulitzer de Poesía en 1984. Pese al reconocimiento que traía el premio, Oliver se mantuvo en la austeridad. Siempre se mostró reacia a las entrevistas y a una vida atada a la agenda de las grandes estrellas que crean las editoriales y el periodismo. La poeta creía que sus letras hablaban por sí misma y que su obra era suficiente para conocerla  y reconocer a través de sus palabras aquellas maravillas que se esconden en un reflejo en el agua o en el surgimiento de una nueva planta.

Puede leer: Muere el novelista y poeta Sam Savage, autor de "Firmin"

Algunos de los poemas que dejó Mary Oliver y que simbolizan su atracción por la naturaleza, los presentamos a continuación:

Lluvia

Toda la tarde llovió, y luego
semejante poder cayó de las nubes
en un hilo amarillo,
autoritario como se supone que es Dios.
Cuando golpeó el árbol, el cuerpo de ella
se abrió para siempre.

A la mañana temprano, mi cumpleaños

Los caracoles se mueven entre las campanillas
sobre el trineo rosado de su cuerpo.
La araña duerme entre los pulgares rojos
de las frambuesas.
¿Qué voy a hacer, qué voy a hacer?

La lluvia es lenta.
Bajo ella los pajaritos reviven.
Hasta los escarabajos.
Las hojas verdes la beben a lengüetazos.
¿Qué voy a hacer, qué voy a hacer?

La avispa se sienta en el porche de su castillo de papel.
La garza azul sale de las nubes flotando.
El pez salta, todo arco iris y boca, del agua oscura.
Esta mañana los lirios de agua no son menos hermosos, creo,
que los lirios de Monet.
Y yo no quiero más ser útil, ser dócil,
guiar
a los chicos desde los campos hasta el texto
de la civilidad, enseñarles que son (no son) mejores
que el pasto

834932

2019-01-19T14:27:15-05:00

article

2019-01-19T14:38:35-05:00

lucetyc_199

none

REDACCIÓN CULTURA

Cultura

Falleció a los 83 años Mary Oliver, una de las poetas más importantes de EE.UU.

82

3805

3887

 

últimas noticias

“Los silencios”: una metáfora de la acción

contenido-exclusivo

Borges, la ceguera y los negros