Falleció Robert Frank, fotógrafo y autor de “The americans”

El artista estadounidense de origen judío murió a los 94 años en Inverness, localidad de la provincia Nova Scotia, en Canadá.

Robert Frank llegó a New York en 1947. En 1961 logró obtener la nacionalidad estadounidense. EFE

Robert Frank se inmortalizó por medio de la imagen. La fotografía y el cine fueron sus trincheras y también sus lugares de enunciación y denuncia. Suiza, su país de origen, era tan tranquilo que le resultaba insoportable. Frank era el tipo de persona que buscaba días vertiginosos, que hallaba sentido en lo frenético y que se sentía atraído por el caos y el puñado de problemas de sociedades repletas de vacíos y conflictos.

“Solo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”, era la cita de El Principito que Frank solía repetir, que Frank adaptó como un lema de vida y que lo aplicó con lealtad a sus fotografías, que más que la captura de un instante era el descubrimiento de muchas de las capas que tiene la naturaleza humana.

Robert Frank llegó a New York en 1947 con 40 fotos bajo el brazo. Su trabajo, guiado por el fotógrafo Hermann Segesser, fue visto por el director de arte Alexey Brodovich, que lo contrató como fotógrafo asistente de Harper’s Bazaar.

En 1955 el fotógrafo de origen judío recorrió cerca de 30 estados en nueve meses. Ese viaje, costeado en parte por una beca Guggenheim, fue el origen de The americans, ese famoso libro publicado en 1958 en Francia que retrató a profundidad las diferencias sociales y las injusticias que se esconden detrás de la promesa de vivir en los Estados Unidos y que se halla inmersa en muchas comunidades del territorio norteamericano.

Puede leer: Jack Kerouac: el camino de un patético beat

Los poetas de la llamada Generación Beat y el rock en cabeza de los Rolling Stones influenciaron la obra de Robert Frank. La amistad del fotógrafo con Corso, Gingsberg y, en particular con Kerouac, lo introdujeron en una visión mucho más profunda de ese realismo degradado que se observaba en la sociedad estadounidense. Con Kerouac como guionista, Frank logró su primera película: Pull my Daisy; y con los Rolling Stones, banda que lo invitó a una de sus giras por Norteamérica, mostraría su obra Cocksukers Blues en 1972.

Por esa época, Frank se mudó a la aldea en la que falleció el día de hoy. Desde allí publicó The lines of my hand, una de sus series autobiográficas y una de sus obras más icónicas por ser, justamente, un reflejo de sus padecimientos, de sus pensamientos y de sus añoranzas.

 

 

 

Manténgase informado sobre las últimas noticias que suceden en Colombia y el Mundo, el más completo cubrimiento noticioso todos los días con el periódico El Espectador.

 

880334

2019-09-10T11:04:23-05:00

article

2019-09-10T11:21:45-05:00

jcasanas_956

none

Redacción Cultura

Cultura

Falleció Robert Frank, fotógrafo y autor de “The americans”

65

2883

2948

 

Silvia, la oveja negra de los Galvis

Octavio Arbeláez: el gran espectador

Los Titanes de la cultura

contenido-exclusivo

Vendedoras (Crónica)