Feria del Libro en Costa Rica destaca complemento de la literatura en un mundo desajustado

Costa Rica inauguró el 25 de agosto su décima octava edición de la Feria Internacional del Libro, que se extenderá hasta el 3 de septiembre, con una convocatoria hacia la literatura como un complemento en un mundo desajustado e imperfecto.

Archivo particular

El escritor y periodista mexicano Juan Villoro fue el encargado de brindar la charla introductoria de la feria, en la cual destacó que las personas "vivimos dos dimensiones": el mundo de los hechos, pero también de la fantasía, de la imaginación, del anhelo, el recuerdo y la añoranza.

"Si nuestra realidad fuera perfecta no requeriríamos de una compensación imaginaria. Los libros son el mejor complemento para un mundo desajustado, desarreglado, limitado, imperfecto que necesitamos complementar", afirmó Villoro.

La décimo octava edición de la feria contará con una programación de más de 100 actividades literarias, entre ellas presentaciones de libros y de autores, talleres, conversatorios, conferencias y actividades artísticas literarias (lecturas y recitales).

En el evento participan destacados escritores de El Salvador, México, Puerto Rico, Nicaragua, Chile y Perú seleccionados por su amplia trayectoria en la literatura contemporánea y como líderes de opinión en sus países.

Villoro, que fue Premio Internacional de Periodismo Rey de España y Premio Herralde, indicó que toda literatura trata de alcanzar aquello que no encontramos en nuestro entorno.

El escritor mexicano expresó que "todo libro vive a través de la lectura y revive con el lector", por lo cual estos espacios permiten acercar al público ya sea niños, jóvenes o adultos, a las letras, porque "la lectura no se impone sino que se contagia".

"La mejor manera de compartir (un libro) es insertarlos en la conversación de la gente, el entusiasmo tiene que ver con esta voz que asocia la lectura con el afecto. Leer libro es un acto irrenunciable", manifestó el escritor.

El banderazo de salida de la feria fue dado en un evento oficial encabezado por la ministra de Cultura, Sylvie Durán, y el presidente de la Cámara Costarricense del Libro, Luis Bernal Montes de Oca.

La ministra Durán destacó que este es un espacio para celebrar el "el encuentro, el diálogo y la creatividad de grandes escritores y de quienes actúan también de forma más incipiente en la escritura y la promoción de la lectura".

"Las posibilidades de confluencia que derivan de conversaciones son las armas que tenemos para los desafíos y la incertidumbre de nuestra época y son también para un país con una escena cultural como la nuestra tan rigurosa", dijo Durán.

La funcionaria también aprovechó el espacio para "responsabilizarnos" por esos "enormes encargos" que hacemos al Estado sin asegurarnos de construir responsablemente la base financiera, haciendo énfasis en la crisis fiscal que vive Costa Rica.

"Nos queda dejar abierta la ruta y las proyecciones para que esta conversación de cómo hacernos co-responsables de estas demandas y deseos que compartimos se siga haciendo con salud, respeto, elementos fundados y convicción a todos los temas concretos, es un camino a profundizar para lograr el entorno y el acceso a la cultura que todos deseamos", sentenció Durán.

Por su parte, Luis Bernal Montes de Oca resaltó que la actividad ha tenido un "crecimiento exponencial" y en esta ocasión las casas editoriales cuentan con más de 2.000 nuevos títulos publicados en diversos géneros.