Iván Duque habla sobre el panorama del Coronavirus en el país

hace 23 mins

Frente al coronavirus, ¿cabe encomendarse a la virgen? (Tintas en la crisis)

El "coronavirus", de nombre científico Sars-CoV-2 o Covid-19, ha sido el nuevo virus que ha generado un gran impacto negativo, en principio, y en su mayoría, dentro de la sociedad. Digo, en principio, porque luego de superar la crisis puede comportar muchos beneficios como la mejora del genoma humano, la cohesión social y el avance tecnológico.

Una imagen reiterada en Colombia, dentro de un panorama incierto lleno de complejas consecuencias. Archivo

Aunque el virus no es desconocido o algo nuevo en nuestra sociedad, lo que si es nuevo es la cepa o clase de este virus, como ejemplo de lo anterior el famoso SARS que tuvo impacto en el mundo entre 2002 y 2003, y que hace parte de los coronavirus. 

Esta nueva cepa de coronavirus tuvo su brote en la ciudad de Wuhan, provincia China de Hubei, a finales de noviembre, y con toda certeza, a principios de diciembre de 2019, cuando se reportaron los primeros casos.  

Los coronavirus son comunes en ciertas especies de animales, como el ganado y los camellos. Sin embargo, la transmisión de los coronavirus de animales a humanos es rara, esta nueva cepa probablemente vino de los murciélagos. 

Aunque aun no está claro exactamente como se propagó el virus inicialmente entre los humanos, algunos reportes ubican los primeros casos en el mercado animal y de comida marina de Wuhan. Es posible que los murciélagos hayan transmitido el virus a algunos animales del mercado, así, puede ser de allí que el Sars-CoV-2 haya iniciado la propagación entre los humanos. 

Expansión

El virus se transmite entre personas que conviven en comunidades y entornos cercanos. 

Cuando las personas con el virus exhalan, estornudan o tosen, expulsan pequeñas gotas que contienen el virus, estas gotas o partículas pueden entrar en la boca o nariz de alguien sin el virus, causándole la infección. 

La enfermedad es mas contagiosa cuando los síntomas de una persona se encuentran en su pico, incluso es posible para alguien sin síntomas esparcir el virus, aunque esta ultima es una posibilidad poco probable de ocurrir. 

Las gotas portadoras del virus también pueden aterrizar en objetos y superficies cercanos, donde otras personas pueden adquirir el virus al tocar estas superficies u objetos. De esta manera, la infección es probable si la persona luego toca su nariz, ojos o boca. 

Prevención

Como ya ha quedado claro, la forma de transmisión del virus se da entre seres humanos, que se encuentren en cercanía, dentro de un mismo entorno y compartiendo al menos un mismo espacio. Igualmente, el contagio se da a través de partículas (gotas) que son expulsadas por un individuo y adquiridas por otro dentro del mismo lugar o que comparten elementos u objetos. 

Por tanto, y luego de ver los ejemplos que se han dado a lo largo del mundo, principalmente en China, España, Italia (principales afectados) y luego Francia, Estados Unidos, Alemania, Rusia y si se quiere en la gran mayoría de países, ha quedado claro que la mejor alternativa para afrontar esta crisis de salubridad global, es el aislamiento entre los individuos, lo cual conlleva la disminución del riesgo de contagio, al ser menor la cantidad de personas que pueden encontrarse dentro de un mismo espacio. 

Es claro que, desde el 11/mar/2020, el coronavirus ha sido declarado como una pandemia, lo cual ha generado que se tomen medidas por los gobiernos de cada país. 

El caso de China es el mejor ejemplo en cuanto a control, disminución y cura de la enfermedad, pues a la fecha, en la ciudad de Wuhan, el contagio ya se detuvo y quedan las últimas personas en proceso de recuperación, aclarando que dentro de este proceso varias de ellas fallecieron por causa del coronavirus. 

El éxito del caso chino se dio debido a la cuarentena obligatoria que fue decretada a sus ciudadanos, lo cual les impidió salir de sus casas, evitando el contagio y propendiendo por el cuidado. 

Por otro lado, Rusia, desde el primer momento cerró sus fronteras a partir del brote del virus: dicho cierre de fronteras fue total, impidiendo la entrada o salida de individuos a su territorio, sin importar el medio de transporte. Tal situación ha permitido que no se adopten medidas como cuarentenas absolutas, que sus eventos públicos no sean cancelados y su economía siga en completa marcha. 

Igualmente están los casos de España e Italia, donde se decretaron cuarentenas, las que no fueron asumidas con total seriedad en un momento inicial, ni por el gobierno como órgano facultado para su ejecución, ni por sus ciudadanos como receptores de las medidas. 

Tal situación causó un incremento significativo en un cortísimo tiempo, en el que se aumentó exageradamente la curva exponencial del número de contagiados, además de aquellos en alto riesgo de muerte, lo cual hizo colapsar al sistema: sistema que, a la postre, evidenció su incapacidad de poder asumir la demanda con respecto a cobertura en salud. 

Como efecto, de la intensidad del problema que se dio, los gobiernos se vieron obligados a tomar medidas extremas y coactivas relacionadas con una cuarentena y aislamiento obligatorio como medida gubernamental, la que de haberse tomado desde el momento inicial se hubiese evitado el aumento exponencial de "infectados" y con ello el cuasi-colapso del sistema, que se dio. 

El caso colombiano, no dista mucho del español o italiano. Es claro cómo el gobierno nacional, como ya se ha convertido en costumbre, tan solo ha dado paños de agua tibia a un problema de la magnitud de una pandemia.

Desde que se dio el primer caso de coronavirus en Colombia, ha sido evidente el crecimiento rápido y exagerado de los casos de personas contagiadas. 

Conclusión 

De esta forma, la cuarentena tiene que estar revestida de medidas de carácter legal y judicial que obliguen a la gente a cumplirla y donde se contemplen ciertas excepciones por las cuales pudiera acudirse a lugares de trabajo, centros de salud y/o supermercados. 

Adicionalmente, dada la realidad social que vive el país, la economía se ha visto fuertemente afectada por factores macro, como la dependencia internacional del mercado del petróleo, lo cual ha hecho que el peso sufra una devaluación considerable (más del 30%) frente al dólar estadounidense. 

Pero esto no es todo, a nivel de la economía interna: el hecho de darse una cuarentena va a afectar a un sinnúmero de personas, cuya economía personal y familiar depende de la "utilidad" o ganancia que obtengan en el pago diario, producto del desarrollo de sus labores.

Aquí aparecen los casos de Francia e Italia, donde los gobiernos, en cabeza de sus presidentes, para hacer frente al problema económico, han decidido asumir los créditos, suspender el pago de alquileres, pago de impuestos, pago de recibos de servicios públicos.

Posición similar debe adoptarse como política nacional, por parte de Iván Duque, pues la medida de aislamiento, que no se ha cumplido como debería ser, va a llegar a un punto en que tendrá que hacerse imperativa y necesaria, pero que, sin duda será traumática para la economía de los hogares colombianos, dado el cierre de los negocios y establecimientos comerciales, con la consecuente ralentización de la economía y del flujo de capitales.

En ese sentido, el gobierno debe, si no asumir, adoptar al menos medidas tendientes a la suspensión o que generen alivio con relación al pago de obligaciones de carácter dinerario, tales como impuestos, hipotecas, créditos, alquileres, servicios públicos, entre otros. 

Por último, no sobra decir que, si bien Colombia tiene alta devoción religiosa, ante todo, y con fundamento en la Constitución, es un país laico, lo cual lleva a que, desde un punto de vista legal, económico y práctico, "encomendarse" a la virgen de Chiquinquirá no comporte utilidad alguna, además de demostrar la falta de seriedad del gobierno nacional (reflejada en muchos casos en los gobiernos locales) hacia la mayoría de sus ciudadanos. Así, frente al coronavirus, se reitera, ¿cabe encomendarse a la virgen? ¿Es un acto político responsable? ¿No se muestra ahí, más bien, la frivolidad de ciertos “gobernantes” criollos? 

*César Alejandro Giraldo Orduz: Abogado graduado de la Universidad Externado de Colombia (pero no abogado por decisión), explorador de otras dimensiones y realidades para lograr mejorar la realidad social actual. Ambientalista de nacimiento y músico aficionado, buscador de la justicia social.

911135

2020-03-25T12:06:06-05:00

article

2020-03-25T12:07:09-05:00

faraujo22_102

none

César Alejandro Giraldo Orduz*

Cultura

Frente al coronavirus, ¿cabe encomendarse a la virgen? (Tintas en la crisis)

77

8481

8558

 

 

Los Museos Vaticanos reabrirán el 1 de junio

"Yo Confieso": No matarás-Capítulo Nueve

La vida de los otros (Opinión)