Pacífico Eléctrico: fusión entre folclor y jazz

La música de las costas colombianas, por cuenta de Tato Marenco, y la improvisación en vivo de jazz con matices electrónicos, por el francés Guillaume Perret, mañana en el Teatro Cafam de Bellas Artes, en Bogotá.

Tato Marenco, para quien las diferencias son esenciales en la música. / Cortesía: Luis Carmona

“Mientras existan fusiones de ritmos tradicionales con influencias, nuestra música va a seguir viva, va a mutar en nuevos géneros”, dice Tato Marenco, el barranquillero que interpreta la flauta de millo en la canción La bicicleta, de Shakira y Carlos Vives. Él dirigirá, junto con el francés Guillaume Perret, el concierto Pacífico Eléctrico, un proyecto que reúne a siete músicos destacados de los dos países.

El objetivo del concierto no es sólo la muestra musical, sino también una apuesta por la paz que, como la música, en medio de contradicciones, halla un punto en común hacia la verdadera convivencia y expresión de ideas: “Nuestro país está pasando por un proceso largo pero lleno de esperanza. Nuestra música, nuestras diferencias, nuestras visiones, en cierto modo, nos unen, y eso es lo que pasa con Pacífico Eléctrico. Nada más opuesto que nuestras influencias artísticas, pero en la tarima convivimos y somos felices”, indica el flautista.

A través de correos electrónicos y llamadas telefónicas, estos dos músicos lograron concretar sus ideas en menos de un año y, tras una semana de ensayo, en la capital colombiana se logró todo el montaje: “Indudablemente, la distancia hace que sea complicada la fusión, porque físicamente nunca nos encontramos para tocar, solamente intercambiamos ideas, pero al mismo tiempo esa es la base del proyecto: la creación, encontrarnos en Bogotá, conocernos con el resto de músicos y dejar fluir la mente, que la música se manifieste, que sea ella la que nos fusione a nosotros”.

Según su trayectoria y experiencia, Marenco ratifica la importancia de la fusión con otros ritmos y géneros, pero también la divulgación y apropiación por parte de los jóvenes colombianos de su folclor, que ha visto en aumento durante los últimos años: “El aporte indudable de los maestros y las difusiones por redes sociales han hecho que esta ‘fuerza pasiva’ vaya creciendo, lo cual es algo muy positivo. Se debe apostar aún más por la inclusión en los colegios y universidades”.

Este colombiano comenzó su carrera musical desde niño en el colegio Biffi La Salle de Barranquilla, donde creó la orquesta juvenil Son Biffeño. Más tarde despertó un gusto particular por la percusión: “Después de terminar mi bachillerato, comencé a estudiar más a fondo los ritmos tradicionales de la región Caribe y me di cuenta de que tenía aptitudes para tocar distintos instrumentos, aparte de los tambores, como la flauta de millo, las gaitas y el clarinete”.

En la actualidad trabaja con Carlos Vives, e interpretó por primera vez la flauta de millo con el formato de La Provincia en canciones como La bicicleta y Al filo de tu amor: “Este instrumento típico del Carnaval de Barranquilla propone un sonido innovador en este formato y en el contexto actual de la música urbana”.

Recientemente sacó su tercer trabajo discográfico como productor, compositor y solista, con el álbum Los hijos de Mamá Cumbé, en el que reúne a grandes figuras de la tradición folclórica colombiana, como Totó la Momposina, Petrona Martínez y Juancho Fernández, e interpreta canciones del maestro Gabriel Segura Miranda.

Para Marenco, este proyecto, realizado con la Alianza Francesa de Bogotá, es muy significativo: “Para mí, Francia hace parte de mi historia de vida, es como mi segundo país. Allí viví 10 años, estudié música, fui padre y lancé mi carrera de solista. Entonces, estar vinculado con ellos siempre me traerá una sensación de estar en casa, en confianza. También representa un apoyo, como muy pocos se encuentran en Colombia, hacia las nuevas sonoridades. El circuito de las alianzas en el país nos permite mostrar nuestro trabajo a distintos públicos”.

Música fusión, ilustración, arte urbano, fotografía, cine, artes escénicas, eventos académicos y literatura son los ejes que constituyen los lineamientos culturales de la Alianza Francesa de Bogotá, que propone una programación diversa y atractiva para los colombianos en el marco del Año Colombia-Francia 2017.

Toda la información de boletería y descuentos sobre este concierto puede consultarse en la página Primera Fila.

Temas relacionados