"Gabriel García Márquez escribía como Cervantes y hablaba como Chaplin"

Así lo aseguró Gerald Martin, biógrafo del Nobel de Literatura en 1982.

El británico Gerald Martin, biógrafo de Gabriel García Márquez, aseguró este viernes que el nobel colombiano, del que hoy se cumple un año desde su fallecimiento, "escribía como Cervantes y hablaba como Chaplin", lo que le convirtió en el "gran clásico latinoamericano" del último siglo.

En una rueda de prensa celebrada en Bogotá con motivo de la presentación de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo), que comenzará el 21 de abril con Macondo, el universo mágico de "Cien años de soledad", como invitado de honor, Martin señaló que Colombia también "debe merecer" a García Márquez.
"Colombia tiene que apreciar, asimilar e integrar a García Márquez en su futuro", aseguró el biógrafo.

Preguntado por cómo atraer a los jóvenes para leer al "hijo del telegrafista", como se presentaba el ganador del Nobel de literatura en 1982, Martin aseguró que a los colombianos que se inician ahora en la literatura "no hay que imponer nada".

En este sentido destacó que García Márquez "está ahí" y los jóvenes colombianos tienen la suerte de poder leer a un autor "que será top en los próximos 500 años", algo que él no pudo hacer porque cuando era un niño leyó a Shakespeare, igual que los españoles leen a Cervantes, como un escritor extraordinario de las centurias precedentes.

Martin también destacó que las obras de Gabo no son solo colombianas o latinoamericanas, sino que "son realmente universales", ya que el autor de "Cien años de soledad" representó "la gran transición de América Latina", que pasó de ser el "continente olvidado" a tener un papel protagónico.

Asimismo, señaló que Macondo, que hoy ha sido objeto de debate entre los organizadores, se ha convertido en más que "Cien años de soledad" porque nos permite "pensar en toda la obra" de García Márquez.

"Me di cuenta la primera vez que leí 'Cien años de soledad' que Macondo iba a ser La Mancha de Cervantes, uno de los grandes lugares de la literatura", destacó.
En opinión de Martin, la novela cumbre de Gabo alcanzó su popularidad en todo el planeta porque el universo imaginario que creó "fue la primera aldea global literaria".

Macondo es, según el autor de la biografía "Gabriel García Márquez. A life", un pequeño pueblo de la costa caribeña colombiana que podría estar en India, Afganistán o cualquier otro país en vías de desarrollo, lo que le ha permitido alcanzar públicos muy diversos.

Al respecto también se pronunció el director de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), Jaime Abello, quien recordó que en una visita con el nobel colombiano a la ciudad de Barranquilla, situada también en el Caribe, señaló que "es como Macondo cuando se convirtió en ciudad".

Abello explicó que los pueblos de esa región colombiana apenas han cambiado en los últimos 40 años y rememoró un viaje que hizo con García Márquez a Aracataca, la localidad en la que nació, en la que tuvo que utilizar un carruaje rodeado por admiradores. "En aquel momento él mismo uso el término macondiano" para referirse a la situación, concluyó.