Gallimard no publicará textos antisemitas de Céline por la polémica creada

La editorial Gallimard indicó hoy que renuncia a sus planes de publicar en Francia tres panfletos antisemitas del escritor francés Céline, después de varias semanas de polémica sobre la conveniencia de difundir esos textos que originalmente salieron a la luz entre 1937 y 1941.

Imagen del escritor Louis-Ferdinand Céline, quien fue considerado como uno de los escritores más influyentes del siglo XX por desarrollar un nuevo estilo de escritura que modernizó tanto la literatura francesa como la universal.Archivo particular

Antoine Gallimard señaló que, a su juicio, "no se dan las condiciones metodológicas y memoriales" para plantear "con serenidad" esa publicación.

Y justificó esta decisión en nombre de su "libertad de editor" y de su sensibilidad con su época.

Los tres panfletos -"Bagatelles pour une massacre", "L'Ecole des cadavres" y "Les beaux draps"- se publicaron inicialmente en 1937, 1938 y 1941, y hace poco más de un mes se filtró la intención de Gallimard para volver a hacerlo en forma de "una edición crítica" y "sin ninguna complacencia", tras obtener el acuerdo de la viuda del escritor, Lucette Destouches, quien tiene 105 años.

Ante los primeros reproches, el editor había replicado que esos textos "pertenecen a la historia del antisemitismo francés más infame" y que "condenarlos a la censura" supondría impedir que se conozcan las raíces y el alcance de esa corriente política, además de generar una "curiosidad malsana".

Louis Ferdinand Destouches, apodado Céline (1894-1961), llegó a ser condenado en Francia tras la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) por colaboración con el ocupante nazi y se negó a reeditar esos textos, voluntad mantenida por su viuda hasta ahora.

En 2012, se publicaron en Canadá porque allí los derechos de autor habían pasado ya a dominio público (ocurre así al cabo de 50 años tras la muerte del autor, frente a los 70 en Francia) en un gran volumen que incluía un gran trabajo de contexto del contenido, a cargo de Régis Tettamanzi.

Gallimard pretendía hacer algo así en Francia con la aportación crítica de Tettamanzi.

Pero la posibilidad de la publicación desató un debate intelectual y político en el que incluso participó el primer ministro, Édouard Philippe, que la semana pasada dijo que aunque no tenía "miedo" a la publicación de los panfletos, consideró que habría que "acompañarlos cuidadosamente" de notas para contextualizarlos.

"Hay excelentes razones para detestar al hombre, pero no se puede ignorar al escritor ni su lugar central en la literatura francesa", señaló Philippe en alusión al autor de "Viaje al fin de la noche", un creador de culto.

También había lanzado un aviso a Gallimard el delegado interministerial para la lucha contra el racismo, el antisemitismo y el odio anti LGTB, Frédéric Potier, que dijo que la reedición necesitaba "garantías" de un contexto crítico.

Serge Klarsfeld, conocido por su labor por la memoria del Holocausto y la persecución de criminales nazis, pidió por su parte la prohibición de esos "textos nocivos y talentosos de incitación al odio racial y a la exterminación de los judíos".

"No permitiremos -añadió Klarsfeld, que se vuelvan a publicar unos textos que condujeron a nuestros padres a la muerte".

 

últimas noticias