"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 1 hora

La gran vitrina del arte

La séptima edición de ArtBo se inauguró el jueves. Esta feria tiene una proyección internacional muy importante: coleccionistas, galeristas y curadores lo confirman.

Selecta, humana, pequeña, manejable y geográficamente conveniente, así definen muchos de los asiduos visitantes y participantes a ArtBo, la feria de arte más importante del país, la cual se está posicionando, a pesar de su corta edad, como un referente en Latinoamérica. Si bien el hecho de entrar a una galería puede resultar intimidante para muchos, esta feria logra acercar a la gente al arte sin tener esa barrera que genera timbrar, tocar, traspasar el vano de la puerta. ArtBo es esa gran ventana en la que no hay que anunciarse para entrar. Es el espacio que acerca las obras artísticas al público y, por qué no, un lugar importante en cuanto a educar la mirada se refiere.


La feria ha tenido un éxito comercial, lo que le ha permitido crecer sostenidamente en estos últimos siete años. Si en 2005 empezó con la propuesta de 29 galerías, la edición actual cuenta con 57, de las cuales 44 son extranjeras. Esto se logra gracias a una curaduría que elige a aquellas con líneas serias y que trabajan con artistas de calidad.


Según Luis Fernando Pradilla, director de la galería El Museo en Bogotá, ArtBo es una vitrina que atrae a gente del exterior hacia el arte colombiano para difundirlo afuera y que rompe con las hegemonías en países donde el público sólo compra lo local. “Interesante romper fronteras para que la gente empiece a interesarse por lo que pasa afuera y viceversa”, afirma. Por otro lado, aclara que en este espacio el espectador se encuentra con un poco de todo, desde artistas jóvenes hasta establecidos, algo que no es común en todos los espacios feriales.


Por su parte, la coleccionista colombo-venezolana Solita Mishaan asegura que, entre las ferias de Latinoamérica, ArtBo es la mejor. “El trabajo que hace la Cámara de Comercio es genial. La infraestructura que tiene hace que esté llamada a ser la más importante de Latinoamérica. El esfuerzo, el capital y el amor que invierten es inmenso. Ayuda mucho a poner a Colombia en el mapa mundial”.


Catalina Casas, directora de la Galería Casas Riegner, quien acaba de estar en la feria londinense Frieze y ha recorrido diferentes bienales durante el año, quedó un tanto impresionada por el voz a voz que ArtBo está generando. “Está sonando la feria y mucha gente tiene puestos sus ojos aquí”. Por eso, la lista de invitados especiales, como Claire Gilman, la curadora del Drawing Centre de Nueva York; Holly Block, la directora del Museo del Bronx de Nueva York; Virgilio Garza, jefe del Departamento de Arte Latinoamericano de Christie’s, entre otras personalidades, estarán midiéndole el pulso al arte del país.


Alejandro Castaño, coleccionista que dará, a invitados especiales, visitas guiadas por su colección particular, confiesa que, desde su interés por el arte contemporáneo latinoamericano, aquí está lo que busca, y que al final no se trata sólo de mostrar las obras sino de crear relaciones con otros galeristas y coleccionistas. En efecto, la feria está convocando cada vez más y atrayendo a nuevas galerías como Mor Charpentier de Francia, Revólver Galería de Perú, Max Estrella Galería de Arte de España, Galería Anita Beckers de Alemania, entre otras que se presentan por primera vez en este espacio. Alex Mor de la Galería Mor Charpentier, la única francesa en la feria, decidió apostarle a exponer porque “hoy en día es considerado uno de los destinos culturales más interesantes y refrescantes, los procesos artísticos son comparables a los movimientos de México en los años 80 o la escena turca en los 90. Es sin duda alguna un momento muy excitante para estar acá. Además es un mercado que se está desarrollando a una velocidad impresionante”.


Este año será también la primera vez que se le dé un lugar especial a los proyectos individuales de artistas que tienen un reconocimiento en el medio. El crítico de arte y curador español Octavio Zaya fue el encargado de seleccionar a los artistas: como Alexánder Apóstol (Venezuela), Alberto Baraya (Colombia), Carolina Caycedo (Colombia), Simón Fujiwara (Reino Unido/Japón), entre otros.


Artecámara


Es importante que en una feria comercial tenga cabida el arte emergente. Esta edición cuenta con las obras de 21 nuevos talentos menores de 35 años, escogidos luego de una convocatoria pública en el país, bajo la curaduría de Santiago Rueda. Para este curador el criterio de selección estuvo basado en la calidad de las propuestas. Dentro de ese rubro de arte joven, Rueda aclara que “hay que mirar con detenimiento esta categoría, pues entre los jóvenes artistas están los estudiantes de arte, aquellos que han cursado una maestría y también los que pueden llevar una década o más en el muy competido campo del arte”.


Hay grandes expectativas y optimismo con respecto al momento que el país está viviendo en materia de arte. Sin embargo, no hay que cantar victoria, todavía estamos en desarrollo, pero vamos por buen camino.


Corferias, cra. 37 #24-67. Horario: 12:00 a 8:00 p.m. Entrada: $15.000. Estudiantes: $7000. Menores de 10, gratis.

Temas relacionados