Guasón, la génesis de un sicópata (El juego del Joker)

Noticias destacadas de Cultura

Joaquin Phoenix ganó este domingo el Globo de Oro a mejor actor en un drama por su aclamada actuación en "Guasón" sobre el origen del villano de Batman.

No importa que Joaquin Phoenix y Tood Philips hayan dicho que Guasón no es una película que incentiva a la violencia o que pretenda glorificar a un villano o justificar a un asesino. Seguramente estarán hartos de tener que aclarar que el filme no promueve los tiroteos. Sin embargo, es necesario que insistan en ese mensaje. En una sociedad en la que la línea entre la realidad y la ficción cada vez es más difusa, vale la pena reiterar los objetivos de este tipo de películas. Los imbéciles están sueltos y "las redes sociales le dan el derecho de hablar (y de actuar) a legiones de idiotas", como decía Umberto Eco. 

"Acusar a una película de glorificar la violencia es absurdo. No creo que sea responsabilidad de un cineasta enseñar moralidad al público. La gente que tiene miedo al efecto (de la película) es simplista. El asunto es más complejo. Es como culpar a Black Sabbath de que los niños se suicidan. Cuando era pequeño, a Metallica y Megadeth se les culpaba de los suicidios infantiles. Obviamente eso es ridículo”, dice Phoenix.

Sus palabras son tan certeras como los balazos que dispara ese payaso desquiciado que interpreta. Guasón no es una película romanticona. Tampoco es simplemente la película que protagoniza el enemigo de un super héroe. Claro, es la explicación del origen de la locura del villano más sádico del Universo DC, pero es mucho más que eso. 

Puede leer: De César Romero y el retorno al origen del Guasón (El juego del Joker)

“Habla de la soledad, del aislamiento, de la enajenación en las sociedades contemporáneas. Habla de las personas ignoradas que recurren a los medios de comunicación para obtener reconocimiento sin importar cómo. Así parezca que la película estuviera ambientada en los 70’s u 80’s, nos habla de la sociedad descompuesta y de la urgencia de unos por ser reconocidos”, dice André Didyme-Dôme, sicólogo, magister en Comunicación y crítico de cine de la Revista Rolling Stone.

Y claro que hay que decir que el Guason que dirige Tood Philips se alimentó de dos obras de Martin Scorsese (Taxi Driver y El Rey de la Comedia) para crear un universo con la tormenta perfecta. Y claro que hay que decir que por eso la presencia de Robert De Niro no es gratuita. Y claro que hay que decir que Phoenix y De Niro tuvieron diferencias durante el rodaje por sus formas de poner en marcha las escenas, por sus métodos actorales. Y claro que hay que decir que Tood Philips se tardó dos meses para convencer a Phoenix de interpretar al payaso. Y claro que hay que decir que Philips jura que es la única película que hará del Universo de DC. Todo eso y mucho más habrá que decir. Pero todo esto quedará en el anecdotario cinematográfico. Como seguramente la película generará conversaciones intensas, vale la pena reseñar lo que dice el protagonista sobre lo que en realidad se habla en la película.

Le sugerimos: Heath Ledger: un sueño fugaz

“De lo que realmente hablamos aquí es del trauma infantil. Si no tenemos empatía por el trauma infantil y los efectos del trastorno por estrés postraumático, no sé qué dice eso de nosotros. Diría lo contrario: si no tienes empatía por alguien que ha experimentado un trauma infantil eso sería un tipo de maldad".

Guasón - Tráiler Oficial

Comparte en redes: