Septiembre de jazz

Hablemos de improvisación: lo anterior al ego

Durante el mes del jazz en Colombia, El Espectador publicará diariamente la opinión de 30 jazzistas colombianos sobre la improvisación y su rol en el género proveniente de los Estados Unidos.

Jorge Sepúlveda lleva más de dos décadas siendo parte de la escena de jazz colombiana. Cortesía

Si el instrumento de la razón es la palabra, el de la intuición es la improvisación.

La improvisación se manifiesta en el mundo que no se ve, en lo in-observable. 

Puede leer: Llamarada

La improvisación no tiene tiempo ni espacio, se alinea con los colores del alma y juguetea con la lógica de lo mágico.

Se dispone a volar y se confunde con lo anterior al ego. 

Permanece irreconocible a lo permanente y asiste a los que buscan el acertijo de estar vivo.

La improvisación es el vehículo que ha tenido la profundidad para gritarle al vacío de las estrellas…

Es como el acertijo de lo insonoro que recorre un espacio sistemático de colibríes…

Es el trinar recíproco de un sistema que permanece observándonos desde el cielo...

El improvisador se reconoce objeto de un desencadenado filo de desigualdades…

Puede leer: Del jazz a las palabras

Se acerca al objeto sonoro y se confunde con sus frecuencias...

La improvisación no habla, sólo sacude su existencia e invita a los cantores a que se olviden de quiénes son...

 

últimas noticias