In memoriam: Victor Salvi

El arpista, emprendedor musical y padre de la fundación de su mismo nombre, falleció el pasado domingo en Milán, Italia.

Victor Salvi (1920 - 2015). / Festival Internacional de Música de Cartagena - Roger Taylor
Victor Salvi nació en Chicago en 1920. Su conexión con la música la heredó de su familia, originaria de Viggiano, un pueblo del sur de Italia conocido por la construcción del arpa. Su padre, Rodolfo Salvi, era fabricante de instrumentos, y su hermano, Alberto, era considerado uno de los mejores arpistas de su tiempo. Su hermana Aida, compositora y arpista de la Chicago Opera House, le enseñó a tocar el arpa. 
 
Como arpista, Victor Salvi se presentó con la New York Philarmonic y la NBC Orchestra, bajo la dirección del maestro Alberto Toscanini. Tocó también bajo la dirección de músicos como Bruno Walter, Dimitri Mitropoulous y Victor de Sabata.
 
En 1954, en un pequeño taller de Nueva York y con el apoyo de artesanos, Victor creó las primeras arpas Salvi. Desde entonces, éstas se han consolidado entre las mejores del mundo.
En 1955, Salvi fundó Salvi Harps en Italia, donde continuaría con la expansión de la fabricación del arpa, primero en Genova y, desde 1974, en Piasco, región identificada con la artesanía y el trabajo en madera.
 
Además de las innovaciones modernas del instrumento que a él se atribuyen, Victor Salvi fue un impulsor del arpa en el mundo, apoyando a músicos y programas artísticos y educativos relacionados a ese instrumento musical.
 
En 2000 creó la Fundación Victor Salvi, en Chicago, y en 2006 se fundó el Museo dell' Arpa Victor Salvi en Piasco. Desde la Fundación, Victor Salvi llevó su legado al campo de la educación y formación artísticas de la mano de su esposa, Julia Salvi, presidenta de la organización.
 
 Salvi ha sido merecedor de otros reconocimientos: en 2004 fue nombrado Miembro Honorario del Royal College of Music. También recibió el Premio Distinción al Servicio concedido por la International Harp Community durante el Congreso Mundial del Arpa en 1996. En el año 2006, la población italiana de Viggiano, hogar materno de Víctor, lo honró con una presentación de Emmanuel Ceysson, ganador del Premio del Concurso Internacional de Arpa de Estados Unidos, versión 2004.
 
La Fundación Salvi llegó a Colombia en 2006 y fue cuando se gestó el Festival Internacional de Música de Cartagena.
 
La labor de la Fundación fue reconocida por la Alcaldía de Cartagena, entregándole a Victor Salvi, como principal gestor del primer Festival, las Llaves de la Ciudad.
Ahora que el Festival cumple diez años, la Fundación Salvi honra su nombre.