Investigadores holandeses dudan de autenticidad de acuarela atribuida a Hitler

Investigadores holandeses han puesto en duda la autenticidad de una acuarela conservada en el país que se atribuye al dictador Adolf Hitler, y han asegurado que se trata de una falsificación, según publica hoy el diario De Volkskrant.

A juicio de los investigadores, "probablemente al menos dos tercios de las obras en ese catálogo son falsas. Eso se sabe desde hace años". Archivo

El pasado noviembre el Instituto de Estudios de la Guerra, el Holocausto y el Genocidio de Holanda (Niod) anunció que tenía en su poder una acuarela firmada por "A. Hitler".

Según indicó entonces, la pieza había sido donada por una mujer que pidió permanecer en el anonimato y, tras realizar un análisis, el instituto determinó que se trataba "casi con toda certeza de un original".

En cambio, para los investigadores holandeses Bart Droog y Jaap van den Born, que hace unos años descubrieron que un poema atribuido a Hitler no había sido escrito por él, esta conclusión es "prematura", según el Volkskrant.

Los investigadores alertan de que ante la gran cantidad de piezas falsas atribuidas a Hitler en circulación, "el punto de partida siempre debe ser: esto es una falsificación", indicó Droog. En este caso, por ejemplo, han considerado que los expertos del Niod dieron por verdadero "irreflexivamente" un sello en la parte posterior de la pintura.

En cambio, aseguran que este es falso y no se corresponde con los cerca de 4.000 sellos de la época que estudiaron.
Además, los investigadores señalan que el Niod basó su examen en un catálogo "poco fiable" del estadounidense Billy F. Price, con cientos de supuestas obras de arte hechas por Hitler.

A juicio de los investigadores, "probablemente al menos dos tercios de las obras en ese catálogo son falsas. Eso se sabe desde hace años. El Niod debería haberlo sabido", apuntó Droog. "Probablemente nadie pueda distinguir entre un Hitler verdadero y uno falso, porque la mayoría de las pinturas atribuidas a Hitler son falsificaciones", concluyó.

El director del Niod, Frank van Vree, reconoció, por su parte, que las cuestiones que plantean ambos investigadores son "interesantes" y aseguró que el instituto continuará las pesquisas entorno a la autoría de la acuarela. Antes de entrar en política, Hitler probó fortuna con la pintura y trató de estudiar en la Academia de Bellas Artes de Viena, pero la institución rechazó su admisión en dos ocasiones. Los expertos estiman que pudo producir entre 2.000 y 3.000 obras, entre dibujos, acuarelas y óleos.