La danza buena que trata de hacer el Colegio del Cuerpo

En la última edición de la Bienal Internacional de Danza, la compañía del Colegio del Cuerpo, Cuerpo de Indias, se presentó con su obra Negra/Anger.

La Compañía Cuerpo de Indias, grupo profesional del Colegio del Cuerpo, se presentaron el pasado 5 de noviembre en la Bienal de Danza en Cali con su obra Negra/Anger una interpretación que busca denunciar las diferencias raciales y celebra la riqueza cultural del país. Cortesía Bienal Internacional de la Danza

Hace 20 años Álvaro Restrepo creó el Colegio del Cuerpo, un centro de formación artística con y para la danza. Desde ese entonces está en la búsqueda de hacer buena danza, más que en convertirse en una academia de contemporáneo o cualquier otro estilo.

“No es un solo tipo de danza, yo no creo en los estilos o en los compartimentos estancos. Como decía Maurice Béjart, solo existen dos tipos de danza, danza buena y danza mala. Yo creo que nosotros tratamos de hacer danza buena”, recalca Restrepo, director del Colegio del Cuerpo, que está ubicado en Cartagena.

Restrepo desde que comenzó a bailar como estudiante a sus 24 años tenía la idea de ofrecer oportunidades a niños y jóvenes en torno a la educación artística. Y esa idea estaba enraizada en Cartagena, la ciudad que según él “sentía que me habían arrancado desde muy niño. Siempre soñé con vivir en Cartagena”.

El maestro Restrepo nació en Medellín, pero desde muy niño se fue con su familia para Bogotá. Recurría constantemente a La Heroica, pues sus ascendientes son de allá. Por eso el lugar de su proyecto de vida estaba en Cartagena.

“Una ciudad como Cartagena y una región como el Caribe colombiano donde hay esa inteligencia corporal, de herencia afromestiza, es un terreno muy abonado para este trabajo”, le agrega a las razones de por qué escogió la capital de Bolívar.

Desde la apertura del Colegio han pasado casi 8.000 estudiantes, los cuales han aprendido la filosofía del autoconocimiento, autorrespeto y autoconstrucción del cuerpo y del ser. Lo que pretenden desde la escuela es que la actividad artística, con énfasis en la danza, no se convierta en una actividad de “tiempo libre” sino un encuentro primordial para los jóvenes.

Además del Colegio del Cuerpo, cuenta con una compañía de 10 bailarines profesionales, la mayoría graduados de la escuela, que hicieron un proceso de formación para la danza. Cuerpo de Indias son el rostro ante el mundo del trabajo que se hace desde un país que ha tratado con violencia el cuerpo.

“Lo que el Colegio del Cuerpo trata de hacer es devolver al cuerpo humano de los colombianos, que lo han tratado con violencia, el valor sagrado de la vida y del cuerpo”, dice Restrepo.

Este proyecto de vida de Álvaro Restrepo que desde sus inicios buscaba formar a niños y jóvenes entorno a la sensibilidad, pretende convertirse no en un proyecto social, sino uno para la sociedad.

“Cuando se habla de un proyecto social se piensa que es un proyecto para los pobres, yo creo que pobrezas hay en todos los estratos y riquezas también. Yo creo que a nosotros nos interesa es hacer una educación para el estrato talento, ese es como nuestro eslogan principal del Colegio”, reitera Restrepo.

 

últimas noticias

El movimiento constante