La literatura que sobrevivió a las cenizas

Las proclamas del fuego

Noticias destacadas de Cultura

En su condición de insecto, Gregorio Samsa se pensó como hombre. Se sabía atrapado en la rutina de un despertador que lo sacaba de la cama al trabajo, porque de sus ingresos dependían sus padres y su hermana.

 

Comparte en redes: