La obsesión nazi por el arte

Del 26 al 29 de julio, 18 salas selectas en 11 ciudades del país podrán disfrutar de "Hitler vs Picasso", una historia de saqueos y detectives de arte en medio de la Segunda Guerra Mundial.

Imagen del póster oficial de "Hitler vs Picasso". Cortesía

En 1937 los nazis empezaron su ataque contra el arte: una cruzada que resultó en más de 600.000 pinturas saqueadas, 100.000 obras perdidas y una búsqueda de muchas más que continúa 70 años después. El trabajo de maestros como Picasso, Matisse, Botticelli, Chagall, Monet y otros, fue tildado de ‘degenerado’, expropiado y escondido. El reconocido actor Toni Servillo (Gomorra; La gran belleza) presenta cuatro exposiciones que revelan la oscura obsesión de Hitler por el arte y su robo sistemático de los tesoros más grandes de la cultura europea.

Del 26 al 29 de julio, 18 salas selectas en 11 ciudades del país podrán disfrutar de ‘Hitler vs Picasso’, una historia de saqueos y detectives de arte,  resentada en la más alta resolución y con subtítulos en español. 

La historia de una exposición censurada

"¿Cómo podría ser posible no sentir interés en otras personas? La pintura no está hecha para decorar apartamentos. Es un instrumento de guerra; un arma ofensiva y defensiva contra un enemigo": Pablo Picasso


Han pasado 80 años desde que el régimen nazi prohibió el llamado "arte degenerado" organizando una exposición en Munich que lo estigmatizara  úblicamente, mientras glorificaba simultáneamente el “arte ario puro”. Fue entonces cuando comenzó el saqueo de arte en los museos de los territorios ocupados y en las casas de coleccionistas y judíos. Obras maestras fueron confiscadas y destinadas a dos espacios secretos para el arte: Hitler planeó crear el Louvre de Linz (un proyecto que solo mantuvo en el papel) y la residencia personal de Goering, el gran protagonista del saqueo, en Carinhall.
Se estima que las obras de arte incautadas en los museos alemanes sumaron más de 16,000 piezas y 5 millones en el resto de Europa. Los artistas que pasaron a la lista negra fueron Max Beckmann, Paul Klee, Oskar Kokoschka, Otto Dix, Marc Chagall y El Lissitzky, entre otros.

 

 

En las paredes donde se exhibieron se leían comentarios como "charlatanes incompetentes", "insulto a los héroes alemanes de la gran guerra" y
"decadencia explotada con fines literarios y comerciales". Esta exposición sobre "arte degenerado" fue llevada de gira por 12 ciudades en Austria y Alemania, con una asistencia de alrededor de 2 millones de personas.

Una reconstrucción cinematográfica de los hechos Dirigido por Claudio Poli y con invitados especiales como el actor Toni Servillo, la película ‘Hitler vs Picasso’ nos hace un recorrido por París, Nueva York, Holanda y Alemania para reconstruir la ‘escena del crimen’ a partir del testimonio de las
personas involucradas, las últimas obras de arte descubiertas y archivos clasificados.

La colección de Paul Rosenberg, uno de los mejores coleccionistas de principios del siglo XX, que incluía pinturas de Picasso y Matisse; obras robadas de las colecciones estatales holandesas y el “Dossier Gurlitt”, que muestra por primera vez la colección secreta de Cornelius Gurlitt, el hijo de uno de los coleccionistas de arte y comerciantes que colaboraron con los nazis, y que escondía obras maestras de Chagall, Monet, Picasso y Matisse, hacen parte de ‘Hitler vs Picasso’.

La producción cuenta con los testimonios de Simon Goodman (quien, en una pila de cajas llenas de documentos antiguos, descubrió la historia de su familia y su magnífica colección de arte, con obras de Degas, Renoir, Botticelli y el ‘Reloj Orpheus’ que data del siglo XVI), Edgar Feuchtwanger (vecino de Hitler, cuyo padre fue deportado al tiempo que sus valiosos muebles y libros eran confiscados) y Tom Selldorff (quien logró recuperar catorce obras de arte de su familia, confiscadas en 1930).

‘Hitler vs Picasso’ presenta también los comentarios de periodistas, biógrafos, historiadores, curadores de las exposiciones de Goritt en Bonn y Berna, coleccionistas, investigadores del caso y abogados especialistas en la recuperación de obras de arte, además de testigos de los hechos. Basada en una historia de Didi Gnocchi, con guión de Sabina Fedeli y Arianna Marelli y música original de Remo Anzovino

Únicas funciones del 26 al 29 de julio de 2018.

802757

2018-07-27T16:48:40-05:00

article

2018-07-27T16:48:40-05:00

cbuiles_250623

none

REDACCIÓN CULTURA

Cultura

La obsesión nazi por el arte

29

4815

4844

 

Murió el crítico de literatura Harold Bloom

El Greco, profeta de la modernidad

contenido-exclusivo

La soledad del gigante