Las controversiales renuncias que pidió el Ministerio de Cultura

Carmen Inés Vásquez, ministra de Cultura, les pidió la renuncia a los titulares de la Biblioteca Nacional, el Museo Nacional y el Archivo General de la Nación. Su decisión genera preocupación, pues hay varias coincidencias con el caso del nombramiento de Darío Acevedo, nuevo director del Centro de Memoria Histórica.

Daniel Castro, director del Museo Nacional; Consuelo Gaitán, directora saliente de la Biblioteca Nacional y Armando Martínez, director saliente del Archivo General de la Nación. Cortesía

La situación comenzó a comentarse en redes sociales después de la publicación de Noticias Uno titulada “Refundación cultural”. En ella se mencionó a la “refundación de la memoria histórica del Estado que según algunos observadores políticos parece ser un propósito del actual ejecutivo” como la aparente razón para que el Ministerio de Cultura pidiera las renuncias de Consuelo Gaitán, directora de la Biblioteca Nacional; Daniel Castro, director del Museo Nacional; y Armando Martínez, director del Archivo General de la Nación. En la nota se contó que la renuncia a estos funcionarios fue pedida a través de la secretaria general de la ministra Vásquez, una decisión que MinCultura podría tomar en cualquier momento y que no implica justificaciones ante los funcionarios ya que sus cargos son de libre nombramiento y remoción.

Lo difícil de ignorar fue que, según el medio de comunicación, Gaitán cree que las razones por las que pidieron su renuncia tienen que ver con una intencionalidad de reinterpretar la historia negando el conflicto armado: “Hay que aceptar una cosa y es que ganó el uribismo. Estamos siendo gobernados por un sector de la población que cree que no hubo guerra. Si desde el gobierno ya están interpretando que solo hay una verdad, de alguna manera ya se está cerrando el cerco alrededor de hechos históricos reales y verdaderos”, fueron algunas de sus afirmaciones. Así mismo, en una entrevista publicada este miércoles por la revista Semana, Consuelo Gaitán dijo que estaba esperando que la ministra le dijera la razón por la que le pidió la renuncia. “No me han dicho absolutamente nada. No han contestado a mi carta de renuncia, pero yo la pasé irrevocable". 

Esta tesis es similar a la que se suscitó en la opinión pública cuando se presentó a Darío Acevedo como nuevo director del Centro Nacional de Memoria Histórica, ya que pese a los múltiples cuestionamientos que recibió por sostener que en Colombia no hubo conflicto armado, el pasado martes 19 de febrero fue nombrado por el presidente Iván Duque para dirigir la entidad.

Las afirmaciones de Gaitán, aún directora de la Biblioteca Nacional, lugar que custodia y divulga el patrimonio bibliográfico y documental del país, se sumaron a las críticas hacia el nombramiento de Acevedo, que se señaló por muchos como improcedente e incoherente. Así lo mencionó el abogado Rodrigo Uprimny en su cuenta de Twitter "Es incongruente, incluso ilegal, que alguien que niega el conflicto armado dirija una institución que tiene, por ley, documentar las atrocidades ocurridas con ocasión del conflicto armado”; los dos casos podrían coincidir en una presunta intención por hegemonizar la memoria nacional.

El director del Museo Nacional, Daniel Castro Nieto, habló con El Espectador sobre la renuncia que se le solicitó: “El Ministerio tiene el derecho de pedir nuestra renuncia sin necesidad de dar justificaciones. Además, hubo una mala interpretación de Noticias uno por un comunicado que se emitió por Facebook desde el Museo Nacional en el que decía que yo dirigía ‘hasta la fecha’ (el pasado viernes 22 de febrero). No es así. Yo sigo siendo el director del Museo Nacional y cualquier información diferente será publicada en su momento por los canales oficiales del Museo”. 

Castro no se refirió a las declaraciones hechas por Gaitán e insistió en que este es un procedimiento regular que el Ministerio puede llevar a cabo en cualquier momento.

Aunque lo que dice es cierto, no deja de llamar la atención que estos pedidos se hayan hecho al mismo tiempo y que, a pesar de que generalmente cuando se posesiona un nuevo gobierno hay movimientos en los cargos públicos, antes de Castro, la directora del Museo Nacional, María Victoria de Robayo, dirigió la entidad durante 20 años, así como su predecesora, Elvira Cuervo de Jaramillo, quien también estuvo al frente del Museo por un periodo de 13 años.

En diálogo con este diario, Cuervo dijo que “bajo ninguna circunstancia podían calificarse estas decisiones como un asunto de ideologías. Desde 1992 jamás un gobierno, ni liberal ni conservador, ha puesto en juego la independencia de la cultura”.

Usted fungió como directora del Museo Nacional 13 años. Después la reemplazó María Victoria De Robayo y se mantuvo 20 años en la dirección hasta su jubilación. ¿Cree que es normal que ahora se pida la renuncia de Daniel Castro, que completa cuatro años como director, y que además se haga al mismo tiempo con los directores de la Biblioteca Nacional y el Archivo General de la Nación?

"Es un asunto protocolario. Cuando yo fui directora del Museo renuncié mil veces".

El director del Archivo General de la Nación, Armando Martínez Garnica, quien dirigió la entidad desde 2016, también habló con este diario sobre la citación en la que le comunicaron de la solicitud de su renuncia. “Para mí es una razón más baladí. La secretaria general nos citó y nos dijo que se solicitaba nuestra renuncia. Así son los sistemas clientelistas en todos los países: cambio de gobierno, cambio de gente”.

El historiador bumangués también respondió a la pregunta sobre qué opinaba de las coincidencias entre las afirmaciones de Gaitán y el caso de Acevedo y su nombramiento en el CNMH, a lo que respondió “Yo no sé ella (Consuelo Gaitán) de dónde sacó esa historia. Las razones por las nos pidieron la renuncia solo las sabe la ministra y está en su derecho. Para mí es normal. Sobre Darío Acevedo le voy a responder, no como director del Archivo Nacional, sino como historiador: Me parece un paisa buena persona, un historiador del siglo XX. A un historiador cuando lo ponen a examinar memoria, tiene que hacer la crítica de fuentes, porque para nosotros la memoria son fuentes. Me imagino que él como historiador está obligado a hacer esas críticas. El Centro de Memoria tiene que construir una memoria, y como es construida, pues tiene que inventársela. Pero Colombia no tiene una memoria única colectiva, Colombia tiene 50.000 memorias. El trabajo de ese centro es construir una memoria, pero esa memoria estará sujeta a la crítica de todos los historiadores”.

¿Y qué opina de que a pesar de que la Ley de Víctimas reconoce que Colombia padeció un conflicto armado, Acevedo dijera que “eso no puede convertirse en una verdad oficial”?

"En Colombia no hay historia oficial. Nunca la ha habido porque nosotros ni siquiera tenemos un currículo único de enseñanza de historia, ni tenemos texto único ni gratuito de enseñanza de historia como lo tiene México. Como no hay texto único gratuito, no existe esa posibilidad de que haya una historia oficial. Hay muchas historias y cada una de ellas debe ser evaluada por el historiador. No sé de qué me están hablando cuando se refieren a una historia oficial".

Por su parte, el Ministerio de Cultura dice que al finalizar la jornada publicarán un comunicado breve refiriéndose al hecho, ya que sostienen que no hay irregularidad alguna. También le aclararon a este diario que, aunque los tres funcionarios entregaron su carta de renuncia, solo aceptaron la de Gaitán y Martínez. Castro continuará dirigiendo el Museo Nacional.  

842225

2019-02-27T13:33:29-05:00

article

2019-02-27T15:41:13-05:00

larevalo_250695

none

Laura Camila Arévalo Domínguez - Twitter: @lauracamilaad

Cultura

Las controversiales renuncias que pidió el Ministerio de Cultura

66

7555

7621

 

contenido-exclusivo

El valor histórico de la danza

contenido-exclusivo

De recolectora de chatarra a escritora