Leo Nucci vuelve a poner en pie al público en el Teatro de la Zarzuela

Tres años después del histórico concierto que ofreció en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, el barítono italiano Leo Nucci ha vuelto a poner en pie esta noche en este mismo escenario al público, al que ha animado a corear su último bis, el "Mamma som tanto felice", con el que ha puesto fin a su actuación.

Archivo particular

Un público entregado que ha ovacionado cada una de las canciones del programa de este concierto extraordinario dentro del XXIV Ciclo de Lied organizado por el Teatro de la Zarzuela, en coproducción con el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM).

Un sonriente Nucci y James Vaughan al piano han ofrecido un programa muy variado en el que ha unido las romanzas de salón con las arias de ópera y compuesto por obras de Verdi, Rossini, Puccini, Tosti, Field y Buzzi-Peccia.

Nucci, de 75 años y una de las pocas leyendas del canto aún en activo, ha dedicado la primera parte de su concierto a las canciones de salón de compositores italianos del siglo XIX, como Verdi, del que ha interpretado "Brindisi"; Tosti, con "Malía", Buzzi-Peccia, con "Lolita" o "La danza" de Rossini.

Si la primera parte del recital ha estado dedicada a la canción, la segunda ha estado volcada hacia la ópera; "Era uguale la voce" de Puccini; "Eccomi solo alfine" y "Alzati! eri tu", de Verdi para acabar con "Dejen paso al factótum" de "El barbero de Sevilla" de Rossini.

Cuatro "propinas" han regalado al público ambos intérpretes, entre ellas "Don Carlo", para finalizar con "Mamma, som tanto felice".

Antes de interpretar esta última, que le había pedido una espectadora, el barítono ha deseado una feliz navidad y año nuevo al público, que le ha acompañado en esta canción. 

 

últimas noticias

La orgullosa voz de René Marie