Imaginarios

Life in mono, una obra pictórica que evoca el expresionismo americano

Gustavo Niño presentó esta instalación en el 2011 en el antiguo espacio de la Galería Santa Fe ubicado en la sede del Planetario Distrital.

Life in mono (2011). Gustavo Niño. Instalación. Esmalte industrial sobre lienzo y piso. En la Sala Alterna Galería Santa Fe. Planetario Distrital.Ana García

Life in mono es una instalación del artista Gustavo Niño (Bogotá, 1988) que se realizó en la Sala alterna de la Galería Santa Fe en 2011. En su momento se mandaron a hacer los bastidores con base en las dimensiones del espacio y el artista fue produciendo una a una las pinturas que constituyen la obra. Como se puede ver en la imagen, el esmalte negro se fue escurriendo hasta dejar charcos de pintura en el piso, acción intencional que evocó los experimentos con los materiales característicos de la corriente de pintura expresionista norteamericana. Jackson Pollock y Frank Stella marcan una influencia en esta obra de Gustavo Niño. “ Con esta pieza quise hacer del performance una técnica durante el proceso de pintar”, expresa el artista sobre esta suerte de “pintura instalada” en un espacio específico. 

Puede leer: La Torre, una apología de la imagen cinematográfica

Lynda Benglis, artista americana reconocida por sus experimentos que entrecruzan pintura, escultura y performance con uso de materiales como el látex o el metal, también tuvo cierta resonancia en la obra de Niño. Él mismo recuerda que en la época en que hizo Life in mono la estaba observando y le atrajo la idea de Benglis de que los materiales estuvieran regados en el pisoOtro referente fue el minimalista John Mc Craken, quien literalmente ponía sus monocromos en el espacio de exhibición como unos objetos pictóricos que, a su vez, respondían a principios escultóricos. Las acciones experimentales del Grupo japonés Gutai - contemporáneo a la corriente americana citada anteriormente - también fueron citas latentes de lo que se imaginó el artista en el espacio de la Galería Santa Fe. “Nunca me interesó que Life in mono fuera una obra para ver, me gustó la experiencia de estar en ella, como si no hubiera nada más alrededor”, dice Niño cuando recuerda lo que implicó realizar la obra. 

Puede leer: Magma, una instalacion sobre lo irrecuperable

Gustavo Niño es un conocedor obsesivo de la pintura moderna y contemporánea, una conversación con él resulta un recorrido aleatorio por innumerables obras que han sido claves para el desarrollo de su carrera; es común que sumerja a su interlocutor en narraciones sobre las técnicas y los materiales que usan sus artistas predilectos. Recuerdo que en una de las visitas que he hecho a su taller me encontré con un péndulo que había construido y del que chorreaba pintura de todos los colores, una materia viscosa caía lentamente e iba registrando una imagen en el piso, ideas visuales que persisten en Life in mono. Niño se dice a sí mismo cuando piensa en Life in mono: “Con esta obra recuerdo un pensamiento recurrente de Frank Stella, él decía que el estado perfecto de la pintura era el que esta tenía dentro del tarro, su ideal era extraer la pintura del bote y ponerla sobre el lienzo. Intento tener presente esa idea cuando estoy creando con la pintura”. 

 

843575

2019-03-06T17:08:25-05:00

article

2019-03-06T17:08:25-05:00

larevalo_250695

none

Érika Martínez Cuervo / @CrowX78

Cultura

Life in mono, una obra pictórica que evoca el expresionismo americano

71

3434

3505