Los estímulos del Fondo de Cinematografía y su apuesta por el cine nacional

El proyecto Alianza Transmedia Colombia es una de las novedades de las convocatorias nacionales 2018, una apertura a las nuevas formas de realización y circulación de productos audiovisuales.

Imagen de Amazona, película dirigida por Clare Weiskopf, estrenada el 24 de agosto del 2017, y cuya realización fue posible gracias a los estímulos del Fondo de Cinematografía. Cortesía

Quince años han pasado desde el nacimiento de la Ley 814 de 2003, más conocida como la ley del cine, y durante este tiempo el Fondo para el Desarrollo Cinematográfico ha posibilitado que los sueños de productores, directores y realizadores audiovisuales, se hagan realidad. Este año el FDC le apuesta a que más colombianos se postulen a las convocatorias y demuestren al mundo que “En nuestro cine creemos”.

El séptimo arte en Colombia ha tenido una transformación no solo en la calidad y diversidad de los productos cinematográficos, sino en el apoyo que las entidades brindan para la creación, producción y difusión de estos contenidos. El Consejo Nacional de las Artes y la Cultura en Cinematografía (CNACC) es el ente encargado de distribuir los recursos del FDC y de Proimágenes Colombia. Desde el año 2004, el CNACC determinó que la política de entrega de estos recursos sería mediante una convocatoria pública anual para el apoyo en la realización de largometrajes, cortometrajes, documentales  y ayuda en la circulación de películas, la investigación y la formación a través de festivales de cine.

Este año en el marco del Festival Internacional de Cine de Cartagena (FICCI) fue lanzada la Convocatoria de estímulos 2018 – con un total de 31 modalidades y un presupuesto $21.523 millones de pesos -   y en simultánea, se presentó el nuevo proyecto Alianza Transmedia Colombia, donde por primera vez el FDC y el CNACC se unen con la Agencia Nacional de Televisión, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) y Proimágenes Colombia, con el objetivo de promover el desarrollo de proyectos audiovisuales de corta duración que hagan parte de estrategias transmedia y así, ampliar el espectro en pro de la innovación y creatividad pensada para otras ventanas y formatos. 

 “Estamos entendiendo que somos parte de la cultura transmedia por eso estamos generando proyectos que están en las plataformas digitales.” comentó Adelfa Martínez, Directora de Cinematografía del Ministerio de Cultura en la presentación de esta convocatoria. Y es que llama la atención, ya que con este tipo de alianzas se evidencia el interés de entidades públicas y privadas para apoyar la creación de  productos alternativos, y que estos trabajos vayan de la mano con los cambios tecnológicos y las nuevas formas de narración audiovisual.

Otra de las apuestas dentro de la oferta de los estímulos es Relatos regionales, una convocatoria que busca apoyar la creación de producciones en las zonas del país donde funcionan los Consejos Departamentales y Distritales de Cinematografía. Debido a los satisfactorios resultados que han producido en años anteriores y, con ánimo de incentivar la participación de los ciudadanos, el monto de este año destinado para esta categoría es de  $750.000 millones de pesos. “Relatos regionales es una apuesta política y estética que se hace desde las regiones para tener una visión más incluyente de los relatos audiovisuales que se realizan en diversos lugares del país” afirmó Adelfa Martínez; y definitiva también una manera de reconocimiento del rol que el lenguaje audiovisual está jugando en las formas en que el país mismo se relata con imágenes..

Pero además de productos audiovisuales, desde las regiones se abrió en 2017 una categoría  para propuestas de investigación, ya que las universidades están participando activamente en procesos de formación cinematográfica; para este propósito tenemos un convenio con Colfuturo, y esta es una apuesta que estamos haciendo para que los profesionales del sector tengan interés en hacer especializaciones en el tema cinematográfico y que puedan hacerlo en instituciones en el exterior de primera línea” comentó Adelfa Rodríguez. La modalidad de investigación es una puerta abierta para proyectos emergentes de los Consejos Departamentales. Actualmente el CENACC invita a que las agremiaciones y los Consejos presenten proyectos de investigación con una metodología específica.

"El FICCI de este año dejó muchas reflexiones acerca de la importancia del público y de su entusiasmo frente a las producciones nacionales. El festival es interesante también en ese sentido, porque resulta motivadora esa respuesta de los asistentes, quienes finalmente son quienes consumen los contenidos y expresan su anhelo por ver más cine local sobre todo cuando son conscientes de las diversas temáticas y formas de trabajar con el lenguaje audiovisual. Lo que es muy grato porque muchas de esas películas son posibles precisamente por los estímulos que se otorgan a través de las convocatorias del FDC" comentó Claudia Triana, directora de Proimágenes

El público es vital para que la industria cinematográfica crezca, pues cada vez que vamos a cine un porcentaje de la boleta de accesoa las salas va al FDC, por ello somos todos los ciudadanos  los que hacemos posible que el cine colombiano se fortalezca. Y aunque creemos  que  consumimos cine nacional y vemos muchas películas colombianas, en el 2017, 3.7 millones de espectadores fueron al a las salas (menos que el 2016) y la expectativa es, que si se generan más oportunidades para el fortalecimiento del cine en el país, del mismo modo aumente la acogida del público en general y lo que se espera es que los jóvenes lideren esta participación.

Un importante número de jóvenes recibe los diferentes estímulos del FDC en las diversas modalidades, en especial en cortometrajes, pues los resultados han sido satisfactorios, gracias a la participación de los jóvenes en todo el país, “Acabámos de sacar un decreto que autoriza  pasar de 9 cortometrajes a un poco más de 100 en las salas de cine, y es una excelente noticia y una oportunidad para jóvenes que estén haciendo cortometrajes” Afirmó Adelfa Martínez. 

En el marco de la apertura a la convocatoria de estímulos y las oportunidades que brinda el Fondo de Desarrollo Cinematográfico a guionistas, productores, directores, etc, es prudente reflexionar sobre la acogida que se le está dando al cine y el valor que los colombianos les damos a los productos y contenidos audiovisuales realizados en el país. Es importante aprovechar las oportunidades que se brindan a este sector y que puntualmente el FDC y el CNACC proponen, para convencernos a todos los ciudadanos de que realmente “En nuestro cine creemos”

*En este link puede acceder a más información y sobre las convocatorias: http://www.convocatoriafdc.com/

 

 

últimas noticias

El laberinto de una generación sin nombre

Santos

Philip Roth, misógino por desvirtuación