Los príncipes de la canción

Mi Maestro y Yo, dueto fundado en 2008, se hizo al primer lugar del concurso.

Nicolás Gutiérrez Gómez y Jaime Ricardo Guío.  / Cortesía: Juan Carlos Escobar
Nicolás Gutiérrez Gómez y Jaime Ricardo Guío. / Cortesía: Juan Carlos Escobar

El dueto Mi Maestro y Yo, de la ciudad de Neiva (Huila), resultó ganador del XIX Concurso Nacional de Duetos Príncipes de la Canción, que concluyó este sábado en Ibagué.

El dueto nació en 2008, cuando Nicolás Gutiérrez Gómez (primera voz), quien entonces sólo tenía 14 años de edad, y Jaime Ricardo Guío (segunda voz) unieron su guitarra y su tiple, respectivamente, con el propósito de continuar difundiendo la música colombiana.

Años atrás, Guío integró el dueto Ensueños, junto con Eduardo Gil Cataño, quien falleció tras una penosa enfermedad. En ese momento apareció Gutiérrez, quien le propuso a su profesor de infancia (Guío) que conformaran un nuevo dúo. De ahí el nombre de Mi Maestro y Yo.

En 2011, el dueto hizo su primera presentación durante un homenaje póstumo a Gil Cataño, en el tercer aniversario de su muerte.

Nicolás recordó ese día como algo especial: “Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Nos aplaudían mucho, el dueto gustó mucho”.

Acompañados en la guitarra por Luis Alberto Vargas, la noche de la gran final interpretaron el pasillo Doña Rosario, del maestro José Alejandro Morales, que arrancó fuertes aplausos al público asistente al Teatro Tolima, en la Ciudad Musical.

La diferencia de edades no ha sido obstáculo para que este dúo haya logrado cautivar a los amantes de la música nacional y a los jurados del concurso. La experiencia del maestro y la pujanza del alumno se mezclan en una sola melodía para lograr transmitir el encanto de la música colombiana.

Al término del concurso, el maestro Guío manifestó que se siente feliz de haber logrado el título Príncipes de la Canción y se comprometió a seguir enseñando y a difundir este modelo musical entre los jóvenes.

“Esperamos que la música colombiana y nuestro folclor no mueran. Que permanezcan en el tiempo, y qué mejor que nuestro ejemplo, con Nicolás, un muchacho enamorado de esta música con quien seguiremos llevándola a todos los rincones de la geografía nacional”, concluyó.

IBAGUÉ