Imaginarios

Magma, una instalación sobre lo irrecuperable

Noticias destacadas de Cultura

La artista Ximena Díaz creó un paisaje escultórico a partir de los fragmentos de CDs y DVs en desuso. 

Esta imagen es un detalle de la instalación Magma (2017), de la artista Ximena Díaz, en la que se  enfrenta el tiempo superficial y efímero de la memoria digital que almacenamos en el presente con el tiempo profundo y extenso que encarnan los procesos geológicos. En la superficie de una mesa cubierta con arena negra, Díaz ha creado un paisaje con piezas escultóricas que simulan fragmentos de alguna especie de roca cristalina. Esas falsas rocas están hechas con CDs y DVs fundidos con los que la artista configuró las formas de un territorio futurista que bien podría ser la maqueta de un escenario para el rodaje de un filme de ciencia ficción. “Estos clusters de policarbonato, plata, telurio y antimonio tienen las formas, colores y la fascinación mística de los cristales, pero sus recónditos pliegues nos llevan por la naturaleza física y química de un objeto improbable”, expresa Díaz cuando se refiere a las materias que constituyen su obra. El artilugio concede belleza a un objeto ruinoso y ha  exacerbado la “acción” del pause: el tiempo ha quedado congelado y los contenidos de esos dispositivos han desaparecido. 

Puede leer: La resonancia de una imagen doméstica y sus tiempos invisibles

La artista misma se ha cuestionado con Magma si acaso lo esencial - mas allá de su carácter estético - no ha sido el hecho mismo de ¿esculpir datos?, y eso nos remite a la condición inmaterial de lo digital en la que Díaz hace énfasis a través de un hecho escultórico: el procedimiento que transformó la materia física (los cds y dvs) desterró el acceso a lo inasible de los datos que contenían esos dispositivos. Esta instalación reafirma la idea de lo “irrecuperable” que transita los procesos de Ximena Díaz y que ha desarrollado a partir de ruinas electrónicas que recicla para pensar ¿qué es el tiempo?, ¿qué es la memoria y cómo funciona?, ¿cómo es que las máquinas son más duraderas que los humanos?, ¿qué pasaría si dejáramos de someternos al sistema tiempo? (…). Magmaque en apariencia no sería mas que una sofisticada obra de arte, nos revela la complejidad de las formas del tiempo y del espacio, la tensión entre la aceleración que caracteriza el funcionamiento de la tecnología y la lentitud con la que suceden los fenómenos geológicos. 

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

ImaginariosMagma