"Margarita Siempre Viva": nostalgias de una generación (Emergentes)

Con esta banda de Medellín volvemos a darles cabida a las músicas y músicos emergentes de Colombia, aquellos que con sus propuestas buscan decir y cantar lo que ocurre en el país, más allá de la gran industria del espectáculo.

Margarita Siempre Viva, conformada por Márgaro (voz, sintetizador y guitarra), Cristiano (voz y sintetizador), Bicho (bajo y secuencias), Mora (sintetizador, voz y guitarra) y Bichito (batería). Foto: Daniel Gregorio Carvajal

Si está interesado en ver el video de Emergentes, ingrese acá: Margarita siempre viva: nostalgias de una generación (Emergentes)

Margarita Siempre Viva es una banda de Medellín que le canta a la nostalgia y se arriesga a exponer sus dolencias internas, a florecer y perdurar, explorando el sonido LO-FI, el sad punk, el dream pop y el indie. Está conformada por Margaro (voz, sintetizador y guitarra), Cristiano (voz y sintetizador), Bicho (bajo y secuencias), Mora (sintetizador, voz y guitarra) y Bichito (batería).

Su sonido está influenciado por bandas como Las Ligas Menores, Pink Floyd, Él Mató a un Policía Motorizado, Led Zeppelin y Mi Amigo Invencible, y también por el cine de Ingmar Bergman y Alfred Hitchcock. Han usado fragmentos fílmicos de El séptimo selloLolita Leon the Professional para acompañar las intros de sus canciones. La literatura juega un importante papel en sus vidas, principalmente en la de Cristiano y Margaro, que no pueden separarse de Poe, Borges y Pessoa al momento de componer.

Desde su primer álbum: La luz que dejaste regar hasta su más reciente lanzamiento: Lentas nubes de fuego acompañado de un lado B compuesto por dos partes: “La nostalgia II” y “La nostalgia III”, esta banda ha logrado estar en importantes tarimas nacionales como el Breakfest 2018 y el Festival Estéreo Picnic 2019.

Aunque durante varios años ha predominado el rap en la escena musical de Medellín, el rock vuelve a tomar el liderazgo en la ciudad. “Pensamos que estamos en el momento y lugar indicado, no solo nosotros sino también otras bandas de la ciudad que están haciendo ese relevo generacional necesario para retratar el presente. La escena de raperos empezó a sudar la camisa por la música, y aunque es una escena que se ve tan opuesta, hemos aprendido mucho de ellos, sobre todo a darnos la mano para crecer”, dijo Daniel Velásquez, quien en diálogo para El Espectador, habló sobre las dinámicas de la banda y sus motivaciones.

En sus letras hay una exploración de la soledad, la melancolía y el pesimismo; sin embargo, Margarita Siempre Viva quiere lograr un largo vuelo. “En nuestras canciones narramos la cotidianidad, lo que se ve en Medellín, la facilidad de las drogas, la violencia. No tenemos miedo a decir lo que sentimos, somos honestos porque lo que estamos pasando nosotros pueden estarlo viviendo otras personas y eso hace que se sientan identificados con nuestras letras. La música genera vínculos increíbles; no existe nada mejor que la gente nos exprese que nuestra música los ayuda a superar adversidades y a reponerse de momentos difíciles”, agregó Velásquez (Bicho), encargado del bajo y las secuencias.

Estos jóvenes no nacieron en la época más amena de todas, por eso su sonido empieza a identificar a toda una generación cruzada por la melancolía y la desesperanza. “La nostalgia es como una herencia curiosa que nos dejó el pasado; los jóvenes ahora somos más taciturnos, tendemos más a la tristeza, somos muy introspectivos y críticos con el presente y sobre todo con el futuro, tal vez porque vemos que lo que viene está nublado y jodido”.

En cada concierto los integrantes de la banda reparten margaritas a los asistentes; su interacción con el público se construyó para derribar las barreras que a veces existen en los espectáculos. “Lo hacemos para estar al mismo nivel del público, para generar identificación y romper con esa imagen de superioridad que muchas veces eleva a los artistas. En un futuro sería buena idea plantar las flores que repartimos. En los conciertos todo nos hace felices, tocar, llevar los instrumentos, hasta lo más mínimo nos hace sonreír. Lo que más nos emociona es la respuesta de la gente, escuchar que en algunas ocasiones la voz del público es más fuerte que la de nosotros”.

Margarita Siempre Viva seguirá sonando para abrazar a aquellos que sienten que no pertenecen y que ningún lugar espera por ellos, porque “la ciudad está triste, en las calles hay euforia que todos comparten, menos vos”.

876858

2019-08-19T17:40:43-05:00

article

2019-08-19T19:08:27-05:00

faraujo22_102

none

Ana Sofía Buriticá

Cultura

"Margarita Siempre Viva": nostalgias de una generación (Emergentes)

68

4432

4500