María Isabel Abad: “El amor logra grandes transformaciones”

Hotel París es la primera novela de María Isabel Abad, presentada por la fundación Otraparte hacia el año 2013 y reeditada en este año 2017 por el sello Literatura Random House, del grupo editorial Penguin Random House.

La escritora Maria Isabel Abad, quien presentó su reciente libro Hotel París, el cual relata la historia de Raquel una mujer que buscará reencontrarse a sí misma y enfrentar su destino. Cortesía

Recluida en el Hotel París, una casa de reposo a las afueras de Medellín, Raquel intenta recuperar el equilibrio de sus días escarbando en los momentos más turbios de su pasado, mientras se sacude los fantasmas que la persiguen. Con el tiempo, establece lazos con las personas que la rodean al interior de aquel sitio, ese supuesto recinto de locos, y comienza a darse cuenta de que eso puede ser lo más apropiado para hallarse a sí misma al interior de un reducido mundo que como vaso de agua es difuso.

Desde Medellín, su tierra natal, la autora habla acerca de esta historia en la que una mujer se pone a prueba a sí misma para descubrir su destino y el amor que la vida le ha prometido, ése amor que tantas veces le ha sido esquivo.

¿Cuál es la idea que da inicio a esta historia?

La idea germen, por llamarla de alguna manera, es la de una mujer coja tachada como loca. Esa es Raquel, la protagonista. De ella escribí muchas escenas que están en la prehistoria del libro, pero que finalmente no quedaron. Y con ella, también, conversaron muchas personas antes de que se definiera el puñado de personajes que a la larga hoy componen la historia.

¿De qué forma los personajes van evolucionando a lo largo de la novela?

Cada personaje vive un proceso de transformación en la medida en que se va acercando de manera honesta a su propia historia. El amor logra grandes transformaciones.

La protagonista de la novela parece ser una representación de una feminidad en decadencia que se mantiene altiva. ¿Cómo es el proceso de construcción del personaje de Raquel?

Es cierto que se hacen algunas alusiones a comportamientos que pisotean la feminidad, son muy sutiles y aparecen en medio de distintas violencias cotidianas. Estas no se tachan ni se valoran dentro del libro, solo se describen, para al ponerlas ahí cumplen un papel de espejo de cómo nos comportamos los hombres y las mujeres. Pero no creo que la feminidad de Raquel esté en decadencia. Ella, como persona dispuesta a amar y a comprenderse, no vive una feminidad decadente…

¿Cuál es la representación de Medellín que se hace al interior de "Hotel París"?

En el Hotel París cabe Medellín, pero si no se miran ciertos rasgos locales, también cabe cualquier sociedad latinoamericana en donde priman las desigualdades y la dificultad de construir espacios públicos y abiertos. En la novela se separa el mundo de los locos y de los cuerdos, pero a la larga, son los primeros quienes hacen un gran cuestionamiento a los segundos que se niegan a tres cosas: a enfrentar y procesar los problemas de su pasado, a admitir distintas sensibilidades y a ser más incluyentes.

¿Está Medellín envuelta, desde hace unos años, en una especie de histeria colectiva?

No sé si es preciso hablar de histeria colectiva. Lo que siento es que Medellín, históricamente, se resiste a discursos críticos frente a sí misma. En cada época, la ciudad  ha acuñado adjetivos con la pretensión de ser mejor que otras del país; adjetivos como la pujanza, el trabajo, la innovación y la transformación. Y aunque puede haber un componente cultural cierto en esos adjetivos, hay otros, que gozan de menor prestigio, pero que nos negamos a mirar: la falta de civismo, la negación del pasado y del patrimonio, el no respeto por la diferencia...

¿Es "Hotel París" un libro para reflexionar sobre la realidad antioqueña?

Sobre la realidad antioqueña y también sobre la colombiana. Una de las lecturas del libro puede ser simplemente anecdótica; otra, simbólica; y otra sí puede ser una mirada a la realidad social. En este sentido, sin que haya una verdad que se busque imponer, en el libro hay un ejercicio de  observación y registro de todo lo que damos por sentado que nos parece muy normal, pero resulta agresivo. Hay preguntas. Estas pueden plantear reflexiones sobre cómo nos comportamos como sociedad.

 

 

 

 

últimas noticias

Por donde el tren pasó

La vida del planeta en extinción