¿Médico negligente?

El fiscal David Walgren lanzó la primera acusación contra el cardiólogo de Michael Jackson, durante la sesión inicial de la diligencia en la Corte Superior de Los Ángeles.

El marco de la primera jornada del juicio en contra de Conrad Murray fue tal y como se esperaba. Cientos de fanáticos llegaron desde las primeras horas de este martes hasta la Corte Superior de Los Ángeles. Algunos arribaron con el ánimo de implorar justicia en el caso de su ídolo, Michael Jackson, quien murió el 25 de junio de 2009. Otros, un poco más calmados pero sin reponerse aún de la ausencia de la estrella, aplaudieron al médico y hasta crearon cánticos para apoyarlo y motivar la declaración de su inocencia.


Las frases en su respaldo se confundieron con la palabra ‘asesino’, repetida desde que Murray se bajó de un carro y caminó hasta la Corte escoltado por un fuerte y numeroso cuerpo de seguridad que no permitió ningún contacto con los curiosos.


Cuando el profesional de la salud ingresó al tribunal, ya estaban en el lugar los padres de Jackson, Katherine y Joe, así como todos sus hermanos (Jermaine, Janet, La Toya, Randy, Tito y Rebbie).


La diligencia empezó unos minutos más tarde de la hora programada (8:45 am, hora local) y uno de los primeros en hacer uso del recurso de la palabra fue el fiscal David Walgren, quien fue contundente al afirmar que “El médico de Michael Jackson, Conrad Murray, es culpable de una negligencia grave que condujo directamente a la muerte del ícono del pop”, a lo que después agregó: “La evidencia mostrará que el artista, literalmente, puso su vida en manos del especialista y esa confianza fuera de lugar le costó la vida”.


Murray, reconocido cardiólogo nacido en la isla caribeña de Granada, nunca se negó a suministrarle a Jackson propofol, un medicamente que se emplea por lo general como anestésico durante cirugías, pero fue tajante al decir que nunca abandonó a su paciente en un momento de alta exigencia profesional.


“Lo que esperamos que demuestren las pruebas es que Conrad Murray actuó reiteradamente con manifiesta negligencia, negando en repetidas ocasiones una atención adecuada a su paciente, Michael Jackson”, aseguró ayer el fiscal Walgren ante la corte.


El abogado de Murray, Ed Chernoff, argumentó enseguida que el artista, desesperado por no poder dormir, se administró más del mismo medicamento sin el conocimiento del especialista. “Jackson hizo algo sin el conocimiento de su doctor, sin el permiso de su médico, contra sus órdenes,realizó una acción que causó su propia muerte”, enfatizó el abogado.


Uno de los testigos clave en el caso de Michael Jackson será el productor Kenny Ortega, quien estuvo muy cerca del ídolo durante el montaje del espectáculo This is it. Hoy continúa esta diligencia que, según calculan los expertos, se extenderá por más de cinco semanas.

 

últimas noticias

La mano de Dios (Cuento)