Museos Vaticanos acogen dos joyas de arte recuperadas por los Carabineros

Se trata de la escultura "Mitra Tauroctono" y el óleo de Giovanni Battista Caracciolo, discípulo de Caravaggio.

Los Museos Vaticanos exhiben a todos los amantes del arte dos obras de un valor excepcional: la escultura "Mitra Tauroctono" y un óleo de Giovanni Battista Caracciolo, discípulo de Caravaggio, que fueron recuperadas por los carabineros italianos (policía militarizada).

"Es un gran honor para Italia exponer estas dos obras en una sede privilegiada como son los Museos Vaticanos. Ahora el público podrá disfrutar de estas maravillas que pertenecen a Italia y que vuelven a ser de los ciudadanos italianos", afirmó el ministro de Bienes Culturales, Dario Franceschini, en rueda de prensa.

Ambas obras, que podrán verse hasta el 7 agosto, se han presentado en un acto llamado "El cuerpo de Carabineros en defensa del arte", sobre la cooperación de este cuerpo armado en la recuperación de obras artísticas.

El comando de los Carabineros para la tutela del patrimonio cultural italiano fue el encargado de dar con el paradero de las obras que se exponen en los Museos Vaticanos y que habrían sido robadas en circunstancias no esclarecidas.

"Mitra Tauroctono", datada en los sigos II-III d.C., fue recuperada en abril del año pasado en la localidad de Fiumicino, cercana a Roma, en el marco de una operación contra el tráfico ilícito de objetos arqueológicos obtenidos en excavaciones clandestinas.

La estatua, que localizaron en una furgoneta que transportaba diversas obras tapadas bajo una lona, representa al dios romano Mitra en el acto de matar un toro, rodeado de otros pequeños animales, entre ellos un perro.

A la escultura le faltaban diversas piezas y gracias al trabajo del Instituto Superior para la Conservación italiano ha sido posible recomponerla y mostrarla ahora al público tal y como era originariamente.

La estatua se ubica sobre una base que no es la original y ha quedado expuesta en la sala de los animales de los Museos Vaticanos.

"No solo ha sido posible recuperar una obra de la importancia de esta sino que además ahora los italianos y todos los turistas que se acerquen a ver la obra podrán conocer también el contexto histórico en el que fue creada", afirmó la experta en arte y arqueología, Alfonsina Russo.

El lienzo "Lamentación de Adán y Eva sobre el cuerpo de Abel", de Giovanni Battista Caracciolo, está datada en los años 1578-1635 y se cree que fue pintada en Nápoles.

Su descubrimiento pudo realizarse gracias a la colaboración ciudadana, en concreto, al testimonio de un coleccionista de arte que leyó la descripción de la obra en una página de internet y llamó de inmediato a los Carabineros al sospechar que se trataba de un robo.

Según las investigaciones de los Carabineros, la obra pudo haber sido sustraída de un castillo en la provincia sureña de Salerno, en Campania, en 1989 y fue recuperada en 2013.

"Italia tiene un inmenso patrimonio cultural que pertenece a los italianos y que debe estar en Italia. Es nuestra misión velar porque esto ocurra", señaló el comandante general de los Carabineros, Tullio Del Sette.

Del Sette ilustró que en los últimos 46 años el Comando para la tutela del patrimonio cultural italiano ha recuperado y devuelto a Italia más de 700.000 obras.

Una de ellas recientemente recuperadas es "Violin et bouteille de Bass", de Picasso y valorada en 15 millones de euros (16,3 millones de dólares) que estaba en poder de un enmarcador y que posiblemente había sido robada.

Es una tela de medias dimensiones, de 54 por 45 centímetros, fechada en 1912 y correspondiente al periodo cubista del artista español, que estaba "a punto de ser exportada del país", según dijo a Efe una fuente del Ministerio de Cultura italiano.