Reseña

“Nacho”, una perspectiva canina de la pandemia

Noticias destacadas de Cultura

La pandemia ha transformado la realidad social. Ahora es usual mantener la distancia, saludar con precaución, limpiarse constantemente las manos, adivinar al otro en la mirada. Pero no solo los seres humanos se han visto afectados por estas nuevas condiciones. Las mascotas, acostumbradas a unas rutinas, han visto sus vidas trastocadas. Este es el caso de Nacho, el personaje del cortometraje homónimo escrito y dirigido por Yovana Stella Vargas.

Nacho, corto ganador de la convocatoria Grandes historias con pequeñas cámaras, organizado por Smart Films, Canal Trece y MinTic, muestra la realidad de la COVID-19 a través de la perspectiva de un perro que intenta comprender los cambios que ha sufrido la existencia de su dueño. “La idea del corto sale de darle otra mirada a esto que nos está pasando... Nacho, como ser vivo, es el reflejo de las incomodidades que hemos tenido que asumir por la pandemia. Su historia busca crear una analogía sobre las nuevas dinámicas”, afirma Vargas.

Lo invitamos a leer La historia de las mujeres en América Latina: un relato de resistencias y construcción de identidad

Este bulldog inglés ayuda a pensar las formas de vida que se han instalado en la cotidianidad: usar tapabocas, quitarse la ropa al entrar a casa, el teletrabajo, entre otras. Cuestiona, de manera repetitiva, a su dueño y eso que lo rodea. “Los humanos están raros”, dice, pero sabiendo que siempre han sido extraños.

Para Robert Vivas Montealegre, jefe de producción, se trató de un gran desafío, no solo porque el protagonista es un animal, sino porque el cortometraje fue realizado en medio de la pandemia. “Eso eleva el grado de exigencia”. Para él, Nacho busca “poner en contexto esa realidad doméstica que quizá no advertimos al principio de la propagación del virus”. Vargas, por su parte, agrega que “hace notar cómo los humanos nos podemos adaptar como autómatas a nuevas dinámicas de vida, hasta el punto de normalizarlas. Y esto no solo pasa con una pandemia, pasa también con entornos políticos”.

Le pregunto si considera que hay más espacios para el desarrollo de proyectos audiovisuales liderados por mujeres. “Creo que aún falta para que las mujeres nos empoderemos en las áreas de guion y dirección (…). Creo que más que se tengan que propiciar espacios exclusivos para que existan proyectos solo liderados por mujeres, se debe crear un panorama de igualdad entre los géneros y esto tiene que ver con una política de Estado”. Vivas, por su parte, considera que “trabajar bajo la dirección de una mujer es revelador. La sensibilidad femenina es muy distinta a la del hombre y más en la cultura occidental. Debe haber un espacio mucho más grande para las mujeres, están haciendo cosas maravillosas”. Nacho es un ejemplo de ello.

Si le interesa leer más de Cultura, le sugerimos el prólogo del libro “Contra el destino nadie la talla”, relatos del Pacífico Sur

El corto demuestra que el papel del arte es cuestionar lo contemporáneo, aprovechando las perspectivas posibles; pone en discusión la realidad pandémica, pero, además, la manera en que se crean mecanismos sociales y su interpretación. Este bulldog inglés funciona como la voz interior de su dueño, Javier, poniendo en cuestión lo que está experimentando. Él no se resigna a los cambios, se pregunta y los discute. En palabras de Vargas: “Creo que Nacho nos hace ver esa nueva realidad desde lo extraño, que es este momento de la historia”.

Comparte en redes: