Oasis, de los himnos a la exploración de las raíces del rock

El grupo británico Oasis marcó una época dentro del rock británico. Breve reseña sobre sus grandes éxitos y el legado que dejó.

Es difícil escribir sobre Noel Gallagher sin referirse a la banda que lo hizo famoso; a él y a su hermano Liam. Voy a intentarlo. Aquel dúo familiar puso en los primeros lugares de las listas británicas y americanas al fenómeno del Britpop; también se encargó de hundirlo luego de un sobredimensionado tercer álbum (Be here now, Epic Records, 1997) que aunque vendió millones de copias, no llenó las expectativas de la audiencia que había digerido con ansias sus dos primeros trabajos, Definitely Maybe (Epic Records, 1994) y (What´s the Story) Morning glory? (Epic Records, 1995) , y de los cuales se destacan clásicos como Cigarrettes & alcohol, Live forever, Roll with it, Wonderwall o Don´t look back in anger. 
 
En capítulo aparte queda la relación de los Gallagher. Las peleas y pataletas de los hermanos llevaron al final de la banda en 2009. No había forma de que las cosas fueran distintas. ¿Qué otro final podía tener una banda que se forma bajo la premisa del guitarrista líder (por lo demás, cierta), que oye a su hermano cantar en la banda Rain y les dice a todos: su música es una mierda; si quieren ser famosos, primero me dejan a mí la composición de las canciones y segundo, nos llamaremos Oasis, ok?
 
Ya está. Dos párrafos y rompí mi promesa de no mencionar a la banda de Manchester, a los reyes del Briptop. No es fácil romper el vínculo. Sin embargo, luego de su disolución, el guitarrista líder y compositor formó a los Noel Gallagher´s High Flying Birds (NGHFB), conservando la esencia de su sonido pero llevándolo a nuevos horizontes; experimentando con distintas facetas en composición e instrumentación, las cuales no podría haber explorado junto a su iracundo hermano. 
 
El primer disco, homónimo de la banda, (Sour Mash Records, 2011) fue bien recibido por la crítica y vendió más de 600.000 copias en el Reino Unido. Los conciertos de la banda en gran formato, acompañada de orquesta y arreglos corales, fueron electrizantes y demostraron que Noel tiene con qué continuar en la batalla por un buen tiempo. Así se trate, en sus propias palabras, del último rockstar del planeta. Temas como “Everybody´s on the run”, “Dream on“ o “If I had a gun”, lo confirman plenamente.
 
En el 2015 los NGHFB presentaron su segundo trabajo, titulado Chasing Yesterday (Sour Mash Records, 2015). En este álbum la riqueza del sonido aumenta y se aprecia la evolución de Noel como compositor y líder de la banda. Riverman, primera canción del álbum, se inicia con una guitarra blusera que se transforma en himno al llegar al coro, para luego continuar con un solo de guitarra y notas de saxofón que por instantes recuerdan la atmósfera sicodélica del rock en los años setenta. 
 
El sonido experimental del disco llega a su cúspide en temas como The right stuff, con la voz femenina que acompaña a Noel y los sonidos orquestados de fondo que completan la inusual y encantadora atmósfera. The girl with X-ray eyes incluye progresiones armónicas interesantes y un ruidoso solo de guitarra diseñado al detalle para los acordes de fondo. En The Mexican resalta la guitarra líder que podría sonar en lugares de la frontera del Río Grande, y que recuerda los experimentos con sonidos latinos de otros grandes de Manchester, The Stone Roses. 
 
En la categoría de canciones eufóricas y poderosas se encuentran You know we can´t go back, Lock all the doors y los bonus tracks Revolution song y Freaky teeth. Dos razones para buscar la edición de lujo de Chasing Yesterday. Aquí resalta de nuevo el talento innato de Noel para componer himnos; aquellas canciones sin las cuales sería imposible salir de la cama los lunes en la mañana. 
 
Los temas con beat discotequero se destacan en el álbum, siendo parte de los experimentos de Chasing yesterday, con un matiz diferente gracias al uso de algunos recursos de la música electrónica. Entre ellos el primer sencillo In the heat of the moment, y el último track, Ballad of the mighty I, en el que colabora el veterano guitarrista Johnny Marr (ex The Smiths). La cuota nostálgica del álbum se encuentra en The dying of the light y en While the song remains the same, con un toque retro y maravillosas atmósferas creadas con juegos de guitarras, eco y reverberación.
 
Liam Gallagher publicó en su cuenta de Twitter una foto en la que muestra su pase de acceso al backstage en una de las últimas funciones de los NGHFB, lo cual se ha entendido como una reconciliación que podría llevar al reencuentro de Oasis. Aunque sería un sueño hecho realidad para millones, vale la pena darle tiempo a Noel y a sus aves de alto vuelo, para así continuar por el camino que Chasing Yesterday sugiere recorrer a uno de los músicos más importantes del rock actual.
Temas relacionados

 

últimas noticias

El lado colombiano de Fernando del Paso

La muerte de los animales y la banalidad del mal

Poetisa Ida Vitale gana el Premio Cervantes 2018