Percusión en primer plano

La Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia, bajo la dirección de José Luis Domínguez, finaliza el ciclo ‘De lo mecánico a lo virtual’ con el concierto ‘Percusión a la francesa’, a cargo de Juan David Forero.

El chileno José Luis Domínguez fue invitado por la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia para dirigir el concierto de esta noche. / Fotos: Cortesía Orquesta Sinfónica

Hoy, la percusión sinfónica también se luce. Los instrumentos rítmicos en el formato de orquesta por lo general tienen la misión del sustento, de la cohesión y de la unidad, elementos indispensables para que los violines, las violas, los chelos y hasta los cobres se queden con el reconocimiento público.

Para despegarse de esta especie de fórmula establecida desde las partituras elaboradas por los compositores clásicos, la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia (OSNC) diseñó un repertorio para que los ojos se centren en otro punto y los oídos se inclinen hacia otro sonido. El concierto denominado Percusión a la francesa, con el que la orquesta finaliza su ciclo De lo mecánico a lo virtual, cumple el objetivo de visibilizar aquellos instrumentos a los que pocas veces se les otorga un rol protagónico.

“La orquesta me invitó a ser solista y lo que hice fue proponer dos ideas. Finalmente, el director chileno José Luis Domínguez decidió cuál se adaptaba mejor y escogió el Concierto para marimba y orquesta de cuerdas pieza, de Emmanuel Sejourné (1961), por tratarse de un compositor vivo y activo, para combinarlo con una pieza del colombiano Juan Carlos Valencia (1987) y complementar el repertorio con una obra universal como Scheherazade, op. 35, de Nicolai Rimsky-Korsakov (1844-1908)”, comenta Juan David Forero, percusionista principal de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia.

El Concierto para marimba y orquesta de cuerdas fue compuesto en 2006 para un concurso internacional y se ha convertido en una de las obras más populares de los últimos años. Por eso la OSNC quiso presentarla en Colombia y muy posiblemente se trata del estreno de esta pieza en América Latina.

“En la época de los compositores clásicos esto era impensable. Los timbales eran fijos y, de hecho, en una sinfonía uno se podía encontrar, por ejemplo, con que tocaba cambiar de tambor físicamente, y con eso también al músico, de un movimiento a otro. La tecnología ha sido un aspecto importante en el desarrollo de la escritura para estos instrumentos de percusión, como la marimba, el xilófono y demás. Hace 30 o 40 años era muy limitado el repertorio, pero ahora hay de dónde seleccionar”, dice José Luis Domínguez, director residente de la Orquesta Filarmónica de Santiago (Chile) y el invitado a consolidar este concierto rítmico.

La primera vez que el chileno se paró en frente de la OSNC fue para hacer una exigente producción para el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo en la adaptación de El Cascanueces, con la Compañía Nacional de Ballet de Chile, y en ese momento desempeñó el rol de director musical. Ya entonces existía la propuesta de hacer algo similar al concierto Percusión a la francesa, pero la idea se postergó por múltiples razones.

“La percusión es evidentemente nueva en todo el mundo; la escuela en Colombia ha avanzado muy rápido. Hace diez años era impensable que todo esto pasara, que la percusión fuera solista en un concierto, porque todo estaba muy enfocado en lo clásico, en el violín, el chelo y los cantantes, pero la percusión no se tenía en cuenta para nada. Por fortuna eso está cambiando”, argumenta Juan David Forero, quien se formó en el Conservatorio de la Universidad Nacional.

“Actualmente existen muchas obras muy interesantes para set de percusión. Uno tiene la posibilidad de un solista que toca varios instrumentos, algunos de ellos con notas definidas y otras no. Evidentemente la riqueza que eso le puede dar a los compositores es una carta blanca para ser absolutamente creativos y eso amplía el espectro”, reconoce el director José Luis Domínguez.

Ahora la percusión se abre camino en el ámbito sinfónico y se apropia de un rol que hasta el momento estaba destinado a las cuerdas y los vientos. Y lo hace golpe a golpe.

Viernes 14 de febrero, 7:30 p.m., Percusión a la francesa. Auditorio Fabio Lozano, carrera 4ª Nº 22-40. Informes y boletería: www.primerafila.com.co.

 

[email protected]

últimas noticias