Lo conceden EAFIT, Grupo Familia y Caracol Televisión

Pilar Quintana ganó la cuarta edición del Premio Biblioteca de Narrativa Colombiana

El jurado consideró que la novela "La perra" fue la mejor obra entre 80 propuestas, por su "aparente sencillez" y eficacia literaria.

Pilar Quintana. Cortesía Caracol Televisión / Juliana Lopera

La escritora Pilar Quintana fue la ganadora de la cuarta edición del Premio Biblioteca de Narrativa Colombiana (PBNC) –que entregan EAFIT, Grupo Familia y Caracol Televisión– y que se anunció en una ceremonia realizada en el Auditorio Fundadores de la Universidad EAFIT en Medellín. Su novela La perra fue escogida entre tres finalistas junto con Juego de memoria, de Humberto Ballesteros, y Hay días en que estamos idos, de Andrés Mauricio Muñoz. (Lea aquí: ¿De qué se trata la novela “La perra”, de la escritora Pilar QUintana?)

La perra, en librerías bajo el selo Literatura Random House, es la historia de una mujer madura, del Pacífico, que adopta a una perra y la llama Chirli, como hubiera llamado a la hija que nunca tuvo. Entre ellas nace una relación intensa y entrañable.

"Son tres obras muy distintas. La perra me pareció una novela perfecta en su aparente sencillez. Un relato que se lee sin pausa, en el que todo confluye en el acierto de un pequeño drama armado con maestría. Parece escrita sin esfuerzo, de tan natural que resulta, y deja un recuerdo hondo y preciso, luminoso y tremendo. Hay días en que estamos idos es un libro de cuentos cuyas tramas, siempre sorpresivas, intrigantes, giran en torno al choque entre lo cotidiano y lo absurdo, y en las que personajes corrientes están desvalidos ante las complejidades de la realidad. Es entretenido y con humor", resaltó Ana Roda Fornaguera, exdirectora de la Biblioteca Nacional de Colombia.

Ana Roda, quien hace parte del jurado, agregó que Juego de memoria es una novela profunda e interesante. En esta se enfrentan dos personajes en un juego sordo, imposible, en el que nadie gana. Aborda la precariedad de la memoria; la dificultad de reconstruir un pasado que, por distintas razones —humanas y políticas—, se desvanece para siempre; y la disolución de hechos significativos perdidos irremediablemente en los recovecos de la vida y la historia. 

Sobre los autores, Héctor Abad Faciolince, gestor del premio, opinó que Humberto Ballesteros es más experimental y se vale de técnicas como el diario personal, la fantasía controlada y las imágenes oníricas. Pilar Quintana, por su parte, usa un lenguaje económico, sobrio y casi lacónico. "En su gran economía, (Quintana) deja la impresión de que nada le sobra. Muñoz, por su parte, varía bastante en sus cuentos: parecen realistas, pero casi siempre tienen un toque fantástico. En él lo cotidiano se tiñe de extrañeza e inquietud", manifestó Faciolince.

El jurado estuvo conformado también por Ricardo Sierra Fernández, presidente de Celsia; Sonia López Franco, jefa del Departamento de Humanidades de EAFIT; y Mario Jursich Durán, periodista y escritor colombiano. Alonso Cueto Caballero, escritor peruano y presidente de jurado, coincidió en la dificultad para seleccionar estas tres obras entre las 11 semifinalistas, en cuyas páginas hallaron muy buenas condiciones literarias.

"El jurado ha tenido en cuenta el grado de compromiso de los autores con sus personajes y sus situaciones, así como con su lenguaje. Como lectores hemos elegido las obras que nos han incorporado de modo convincente a su universo personal. Los 11 semifinalistas mostraron un gran nivel y la elección, por eso, no fue fácil. Obras muy interesantes se quedaron en el camino. Todo esto revela el excelente estado de la literatura colombiana", indicó Alonso Cueto.

La escritora ganadora del PBNC recibió un diploma, una escultura del escultor colombiano Hugo Zapata y la suma de 40 millones de pesos colombianos. Los otros dos escritores finalistas recibieron cada uno un diploma y la suma de 5 millones de pesos colombianos.

La cuarta edición del premio reconoció obras publicadas entre el primero de noviembre de 2016 y el 30 de octubre de 2017, y cerró la convocatoria tras recibir 80 títulos. Para Héctor Abad Faciolince este se está convirtiendo en un certamen de referencia para poner la buena literatura colombiana en el radar de los lectores. "Creo que nosotros lo venimos consiguiendo con la ayuda del gran trabajo de la Biblioteca de la Universidad EAFIT y gracias al generoso esfuerzo económico de los patrocinadores ", aseguró el escritor.